Liderazgo

Other Manual Translations: English

10 ideas de cómo liderar en medio de la crisis de COVID-19

Courtesy of Lewis Center for Church Leadership
Courtesy of Lewis Center for Church Leadership

La presente crisis de COVID-19 nos enfrenta con desafíos sin precedentes en virtualmente cada sector de la sociedad. Cada líder de iglesia tiene que responder a desafíos que jamás habría imaginado hace unos meses. En medio de tanta incertidumbre, hay algo muy cierto: la gente está observando a los líderes. Prestan atención a lo que dicen y lo que publican en los medios sociales. Más importante todavía, están observando lo que hacen. Nuestras decisiones en cuanto a nuestro propio comportamiento son más importantes de lo que pensamos. Deseo compartir algunas cosas que estoy aprendiendo al liderar a través de la crisis de COVID-19.

Como cristianos no creemos que la presente realidad y el sufrimiento que nos rodea tengan la última palabra. El consuelo, poder y resurrección de Dios tienen la última palabra.

1. CORRE A TU PROPIO RITMO

Estamos en un maratón. No tenemos por qué haberlo solucionado todo de inmediato. El agotamiento no ayuda a nadie. Necesitamos oír lo que dicen nuestros cuerpos y estar conscientes de nuestras propias necesidades. Si no almacenamos energía, no la tendremos cuando realmente la necesitemos.

2. LA GENTE QUE NORMALMENTE NO NECESITA CUIDADO PASTORAL LO VAN A NECESITAR EN ESTOS MOMENTOS

Esto incluye a nuestras familias y compañeros de trabajo. Esto incluye a la gente de carácter fuerte. Nos incluye a nosotros. La gente va a internalizar y externalizar en formas traumáticas que todavía no vemos. Ponga atención a algunas cosas básicas. Disminuya las interacciones. Dé tiempo a la gente para que procesen cómo se sienten. No les pregunte cómo se sienten. Más bien pídales que le cuenten qué está ocurriendo a su alrededor y ayúdelos a centrarse en lo que parece posible como siguiente paso. Cree un equipo de cuidado pastoral preguntándoles quién tiene tiempo para alcanzar a otros.

3. DESCANSE SU MENTE

Determine ver o leer cosas que no tienen que ver con la presente crisis. Hay muchos informes en las noticias y los medios sociales a los que deberíamos prestar atención. El dirigir su atención a otras cosas le entregará ideas que no había considerado. Por ejemplo, ocupo dos noches a la semana para ver “Angry Birds 2” y “The Secret Life of Pets 2” con mi hija de nueve años. No quería ver esos programas, pero a ella le interesaban. Cuando me esforcé por poner atención a los programas, en lugar de rechazarlos como algo infantil, me ofrecieron simples verdades de cómo trabajar en equipo.

4. NO PIENSE COMO SOLÍA PENSAR

Escuche opiniones contrarias. Haga preguntas difíciles: ¿Realmente necesito programar esta reunión el mismo día? ¿Debemos tener la misma agenda para esta reunión? ¿Necesito hacer esta llamada o enviar ese email en la misma forma? ¿Estoy considerando la realidad por la que pasa la gente en esta crisis? ¿Es esto una prioridad en estos momentos?

5. EQUILIBRE Y SIMPLIFIQUE LA INFORMACIÓN QUE RECIBE Y COMPARTE

Cada persona procesa las cosas en forma diferente. Algunas personas quieren mucha conexión y detalles, otras no. Mantenga sus mensajes simples y repita lo que es importante. Organice para que la gente tenga la opción de decidir cuán a fondo quieren ir en cuanto a detalles.

6. PIENSE EN EL SIGUIENTE PASO, NO EN LOS SIGUIENTES CINCO

Piense en cuanto al día de hoy, no en cuanto al mes de viene. Determine en qué fecha deberá haber llegado a una decisión sobre alguna cosa en el futuro. Comunique la fecha a otros. El crear un cronograma lo ayudará a usted y a otros a planificar. No se preocupe de todas las cosas que están fuera de su control o que no sabe.

7. LEA COSAS QUE NORMALMENTE NO LEERÍA

Lea disciplinas múltiples que vienen de una variedad de comunidades. Piense menos como un líder de iglesia y edúquese en lo que otros fuera de su comunidad normal están haciendo y diciendo. La experiencia es tan amplia que todos están adaptándose, y tenemos mucho que aprender de lugares inesperados. No tenemos que inventar la rueda otra vez. Por ejemplo, ayer leí por primera vez lo que decía un sitio web interreligioso, y quedé impresionada por sus recursos. También encontré mucha ayuda en los modelos estadísticos que usan las personas de negocios.

8. NO TENGA SUPOSICIONES BASADAS EN LA EXPERIENCIA

Cuando un experimento falla, no dé por sentado que el mismo tipo de experimento volverá a fallar. Cuando algo nuevo tiene mucho éxito, no asuma que funcionará a las maravillas en la siguiente oportunidad. Este tiempo de crisis nos exige múltiples iteraciones y prototipos. En cuanto a las reuniones y la adoración, muchas cosas dependen del contexto y del momento.

9. TODAVÍA NO SABEMOS CÓMO LUCIRÁ EL FUTURO O CUÁNTO MÁS VA A DURAR LA CRISIS

Es imposible predecir. No podemos anticipar el siguiente cambio que vendrá mañana. Tendremos que aprender en el camino. Esto es lo que hemos hecho en las últimas semanas. Seguiremos aprendiendo una y otra vez. Poco a poco saldremos de esto.

10. LA LUCHA ES REAL. PERO LA GRACIA Y LA RESURRECCIÓN SON TODAVÍA MÁS REALES

La situación es difícil y todavía podría ponerse más mala. No minimicemos lo que esto significa o podría significar para mucha gente. Al mismo tiempo, como cristianos no tomamos la presente realidad y el sufrimiento a nuestro alrededor como si fuera la última palabra. El consuelo, poder y resurrección de Dios de hecho tienen la última palabra. ¿Cómo podremos pensar y actuar teológicamente en medio de la crisis? ¿Cómo podremos reclamar y proyecta la esperanza que sólo se encuentra en Cristo? ¿Cómo daremos y recibiremos la abundante gracia de Dios?

Quienes ocupamos esta posición única de liderar iglesias y organizaciones durante la presente crisis, deberemos prestar atención a cómo guiamos, a la vez que oramos por todos los afectados por la pandemia.


El Rev. Alex Shanks es asistente del Obispo Ken Carter de la Conferencia Anual de la Florida, de la Iglesia Metodista Unida. Este artículo fue publicado originalmente en inglés el 21 de abril de 2020 en Leading Ideas, el boletín electrónico del Centro Lewis para el Liderazgo de la Iglesia en el Seminario Teológico Wesley, Washington, DC, EE.UU. Reproducido con permiso. Traducción y adaptación por Humberto Casanova.