Epifanía

Other Manual Translations: English

Tres resoluciones de Año Nuevo para comunicadores de iglesia

Es natural que al principio del año reflexionemos y evaluemos lo que queremos retener y lo que nos gustaría hacer en forma diferente en los meses que vienen. Si una de las “cosas por hacer” es abordar la declinación de tu participación en línea, particularmente a través de los medios sociales, no estás solo/a en este deseo.

En 2016, sesenta segundos en el internet generaron un promedio de 3.3 millones de publicaciones en Facebook, 65,972 fotos en Instagram y 500 horas de video en YouTube. Es verdad que tú no estás compitiendo con cada publicación o video que se lanza en todo el mundo, pero es vital que mejores tu habilidad para captar y retener la atención de la gente que mira tus publicaciones en línea.

Por ejemplo, consideremos Facebook. Se estima que cada vez que la gente abre su cuenta de Facebook reciben un promedio 2,000 publicaciones. Además de la tremenda cantidad de publicaciones que compiten por atención, ahora Facebook le da la prioridad a las publicaciones que familiares y amigos colocan por sobre otros tipos de comunicación.

A continuación compartimos tres resoluciones que te ayudarán a tener un mejor impacto por medio de la creación de contenido que se conecta con otros.

ALÉJATE DE LA TENDENCIA DE HABLAR DEMASIADO

A menudo hablamos o escribimos en línea así como lo hacemos en el púlpito: demasiado. Escribimos nuestra publicación o hacemos un video como si estuviésemos hablando con una muchedumbre. Incluso si tuviésemos un gran auditorio, la mayoría de la gente se desplaza por Facebook mientras miran televisión o Instagram.

La solución es usar un estilo en el que te dirijas solo a una persona o a unas pocas. Cuando escribas un post o publicación, piensa en las palabras, frases y estructuras que usarías si estuvieras escribiendo a una sola persona o grupo pequeño. Cuando hagas un video, especialmente si es para una plataforma como la de Instagram, habla como si tuvieras una conversación, como si usaras el video para charlar con alguien.

Y hablando de pláticas, las aplicaciones (apps) para mensajes personales han sobrepasado el número de usuarios de los medios sociales. El animar a tu comunidad a que participe en tu ministerio a través de plataformas como Messenger Facebook puede producir esa experiencia de uno a uno que buscas.

REENFOCA TU ACERCAMIENTO A CADA PLATAFORMA

La investigación demuestra que deberíamos publicar una publicación al día en Facebook e Instagram. Este programa implacable hace que muchos terminen publicando la misma cosa en todos los lugares sociales. Esto significa que no nos aprovechamos de la cultura única que tiene cada medio social y no logramos brillar en ninguno de dichos medios. Por ejemplo, los hashtags producen más participación en Instagram, pero no tienen ningún efecto en Facebook. Publicar el mismo contenido en ambas plataformas hace que una o ambas sean ineficientes.

Además de aprender los secretos específicos de cada red, debemos poner atención a quiénes son los que nos siguen en cada plataforma. Usa Facebook Insights para descubrir la información demográfica de la gente que sigue tu página. Instagram provee información similar si tu cuenta ha sido establecida como negocio.

Ocurre a menudo que el público de Instagram es más joven. Si adaptas el contenido y estilo de tu publicación a la plataforma que usas lo hará más personalizado y efectivo.

Por último, debemos poner atención a lo que realmente funciona con el público de cada plataforma. Brady Shearer, de Pro Church Tool, ha desarrollado una forma fácil de calificar tus publicaciones en los medios sociales por medio de usar información analítica. Si haces un análisis intencional basado en información empírica, podrás hacer más de lo que funciona y menos de lo que no causa ningún efecto.

TRATA DE USAR MÁS VIDEOS (ESPECIALMENTE EN VIVO)

Mientras que cada experto en mercadeo tiene consejos ligeramente diferentes de cómo abordar los medios sociales, todos concuerdan que el video es un factor clave para el reclutamiento y crecimiento efectivos.

El video es simplemente más atractivo que las publicaciones de texto y las fotografías sin movimiento. El movimiento capta y llama nuestra atención, y la gente deja de desplazarse a través de la plataforma.

No necesitas el último modelo de cámara de alta definición para producir un video atrayente. Es posible que la cámara de tu teléfono inteligente sea suficiente. El estilo más prevaleciente de los medios sociales es filmar con tu celular como si estuvieras hablándole a alguien a través de Skype o FaceTime.

Para impulsar los factores de autenticidad y conexión, trata de entrar en vivo a Facebook o Instagram. Una encuesta reciente encontró que un 80% de la gente prefiere un video en vivo más que las publicaciones en un blog, y que el 82% prefiere un video en vivo que cualquier otro tipo de publicación en medios sociales. Promueve la participación haciendo preguntas y respondiendo a comentarios.

BONO: RECLUTA Y ENTRENA MÁS VOLUNTARIOS

Las tres resoluciones que hemos mencionado requerirán más tiempo y energía –al menos al principio. Aunque tienen el potencial para incrementar tu efectividad, te exigirán más horas de trabajo al día o a la semana.

Busca voluntarios que puedan ayudar. Aunque desees mantener la creación de contenido bajo tu control, busca a alguien que le guste los números y que es buena con las hojas de cálculo para calificar las publicaciones de las que hablamos en el segundo consejo de arriba.

El crear un equipo de comunicación digital o de medios sociales podría ser una excelente manera de involucrar a los jóvenes adultos y los adultos. Esto incita a la gente de la congregación que tiene dones creativos y de comunicación a que ofrezcan sus dones a Dios.


Este artículo fue escrito originalmente en inglés por el Rev. Dan Wunderlich. Traducción y adaptación por Humberto Casanova.  Contacto: recursosmetodistasunidos@umcom.org.