Recursos para enfrentar el coronavirus

6 características de las comunidades religiosas en línea que las personas valoran

He notado que la mayoría de los pastores, pastoras e iglesias enfocan su atención en los aspectos pragmáticos de crear iglesia en línea. Esto incluye preguntarse qué plataforma es mejor para utilizar y más fácil de aprender, qué recurso tecnológico es más rentable y qué aspecto del servicio de la iglesia necesita alguna modificación para el formato de transmisión en vivo. Sin embargo, estas no son las preguntas clave que hace la gente cuando busca una comunidad religiosa en línea.

Mientras los sacerdotes, pastores y pastoras se apresuran a encontrar nuevas formas de brindar experiencias de servicio para las personas que pertenecen a la iglesia, la Internet se ha convertido en la alternativa de referencia para reemplazar la adoración presencial tradicional. El resultado ha sido una amplia gama de guías prácticas y artículos que se distribuyen a los pastores y pastoras a través de las redes sociales con consejos sobre cómo transmitir en vivo los sermones o crear una reunión improvisada en línea. Sin embargo, creo que pocas personas se cuestionan lo más importante: ¿Qué necesitan las personas de las iglesias en este momento? ¿Y cómo puede utilizarse mejor la tecnología digital para satisfacer esas necesidades?

...creo que pocas personas se cuestionan lo más importante: ¿Qué necesitan las personas de las iglesias en este momento? ¿Y cómo puede utilizarse mejor la tecnología digital para satisfacer esas necesidades?  

Durante las últimas dos décadas, he realizado varios estudios que analizan diferentes publicaciones de la iglesia en línea. reiteradamente, percibo que estas mismas características se reflejan en entrevistas sobre lo que mas valoran las personas al relacionarse con las comunidades en las que invierten, tanto si están o no en línea. Descubrí que les dan mas valor a estos seis aspectos de sus comunidades en línea.

1. Compañerismo

Primero, las personas feligreses buscan un sentido de compañerismo, no simplemente un lugar para compartir información, sino un espacio que les permita establecer relaciones sociales y amistades. Como expresó una mujer de Illinois a la que entrevisté: «Lo que estoy experimentando en Internet es una verdadera relación cristiana... Hace que todo el tema de la iglesia de Cristo sea más factible, una realidad, ... no solo algo para leer».

2. Apoyo y estímulo

En segundo lugar, buscan atención, un espacio donde puedan dar y recibir apoyo y estímulo. Como informó un abogado de Michigan con el que hablé: «He tenido comunicación en línea en la que realmente me he sentido acogido cuando realmente lo necesito».

3. Sentimiento de aprecio

En tercer lugar, las personas de la comunidad religiosa buscan ser valoradas, que se les aprecie por sus contribuciones y presencia en línea. Un hombre del Reino Unido involucrado en una comunidad anglicana en línea expresó: «He intentado dejar el grupo tres veces, pero siempre me he incorporado nuevamente porque extraño a la gente, las bromas y cómo me dan ánimo».

4. Conexiones confiables

En cuarto lugar, las personas anhelan relacionarse. La oportunidad de poder contactarse con las demás personas de la comunidad los 7 días de la semana, 24 horas al día, es facilitada con la tecnología de Internet. Un contador de Missouri involucrado en una comunidad de aprendizaje profético explicó: «tengo la seguridad de que en el [grupo] cuando alguien dice que orará por mí, lo hará. Es una certeza porque lo he visto suceder. Mientras que en la iglesia pueden decir: oraré por ti, pero no sé si realmente lo harán».

5. Un lugar seguro para la comunicación confidencial

En quinto lugar, las personas en línea buscan una comunicación cercana, un lugar seguro donde puedan ser ellas misma s y comunicarse abiertamente con las demás personas de la comunidad. «Nos asombra cómo el Espíritu Santo puede usar algo como el correo electrónico para tocar los corazones de personas al rededor del mundo, incluso hasta el punto de llorar», dijo una mujer del Reino Unido con discapacidad visual que describió al grupo cristiano en línea como su iglesia.

6. Compartir creencias y propósitos

El sexto y último componente es que las personas feligreses de las comunidades en línea anhelan acompañarse con las demás personas en una fe compartida, creyentes con ideas afines que compartan sus creencias y sentido de propósito. Como indicó un hombre de Toronto, «El [grupo] es solo otra expresión de Jesucristo, Su Iglesia y el llamado a ser ministros y ministras del evangelio».

Ya sea que la gente llame a su grupo comunidad cristiana en línea o iglesia en línea, sus respuestas fueron las mismas. Buscaban una red social basada en la fe donde puedan construir relaciones, compartir su fe, encontrar significado, valor en sus interacciones y un lugar en los grupos de la comunidad de fe. 


Este material fue extraído de «Lo que los grupos religiosos deben considerar al intentar hacer Iglesia en línea» del libro electrónico gratuito La Iglesia a distancia: Reflexiones sobre cómo hacer Iglesia en línea, Heidi A. Campbell, Editora.

Este artículo se ha publicado con permiso de Leading Ideas, un boletín electrónico gratuito del Lewis Center for Church Leadership del Wesley Theological Seminary y disponible en churchleadership.com Publicado originalmente en inglés.