Comunicaciones

Other Manual Translations: English

Montaje básico de iluminación para video

No necesitas una cámara mejor, sino mejor iluminación. En este videotutorial, aprende a conseguir el aspecto que necesitas con la iluminación que tienes.

LA FUNCIÓN DE LA ILUMINACIÓN

La iluminación desempeña un papel estelar a la hora de hacer o deshacer tus vídeos. La iluminación ayuda a crear el ambiente del vídeo y, en última instancia, nos ayuda a comunicar nuestro mensaje. El efecto de las fuentes de luz puede parecer sutil, pero influye directamente en lo que el espectador ve y siente.

MONTAJE BÁSICO DE ILUMINACIÓN

Cuando se trata de la iluminación para el vídeo, la regla principal es que no hay reglas, sólo directrices. Contrariamente a la creencia popular, no es necesario un equipo de alta gama para conseguir una buena iluminación. Todo lo que necesitas es un conocimiento general de la estructura de iluminación básica.

La configuración básica de la iluminación consiste en cuatro luces:

  1. Luz clave
  2. Luz de relleno
  3. Luz posterior
  4. Luz de fondo

Recuerda que estas cuatro "luces" se refieren a la función y a la colocación de cada fuente de luz, más que a una luminaria o pieza de equipo específica. La mejor iluminación es la que más te convenga, y los principios básicos de esta configuración te ayudarán a sacarle el máximo provecho.

1. LUZ CLAVE (FRONTAL)

La luz clave es la fuente de luz principal, que ilumina al sujeto y le indica al espectador dónde debe mirar. La luz clave establece el aspecto general de la toma y es la base de todas las demás luces. Lo ideal es que sea la primera luz que prepares. Coloca la luz clave donde quieras para conseguir el aspecto que necesitas, pero la colocación convencional es a un lado de la cámara en un ángulo de 45 grados por encima del sujeto.

2. LUZ DE RELLENO

La luz de relleno, o luz de rebote, se sitúa en algún lugar del otro lado del sujeto y rellena las sombras creadas por la luz principal. El truco consiste en asegurarse de que no sea tan brillante o intensa como la luz principal, de modo que rellene las sombras sin crear más. Aquí es donde la ubicación marca la diferencia. Si mantienes la luz principal y la de relleno más cerca, a ambos lados de la cámara o incluso en el mismo lado, crearás una iluminación frontal que minimizará las sombras en la cara. Si alejas esas luces del sujeto, también se suavizará la luz. En lugar de utilizar una lámpara de relleno, puedes utilizar un reflector para hacer rebotar la luz en las sombras. Puedes comprar reflectores profesionales o hacer los tuyos propios con una sábana blanca, una cartulina o papel de aluminio.

3. LUZ POSTERIOR

La luz posterior también se conoce como luz de pelo o luz de fondo. Se utiliza para separar al sujeto del fondo, por lo que suele colocarse para que dé en la cabeza y los hombros del sujeto. Suele utilizarse en escenas oscuras o cuando el pelo o el vestuario del sujeto se confunden con el fondo. De nuevo, puedes colocar la luz de fondo en cualquier lugar, ya sea alta o baja. Sólo asegúrate de no colocarla tan alta que proyecte sombras sobre el rostro.

4. LUZ DE FONDO

La luz de fondo ilumina el fondo y añade un poco de profundidad a la toma. No quieres que el fondo sea tan brillante como la iluminación frontal o el sujeto, pero tampoco quieres que el fondo sea drásticamente más oscuro que el primer plano. El uso de elementos prácticos -como lámparas de escritorio, apliques, tiras de LED, etc.- es una forma ingeniosa de implementar al tiempo que se añade la luz que realzan la textura y el color del fondo.

Ahora ya conoces la preparación básica de iluminación. No tomes esta configuración como una camisa de fuerza. No hay una luz que sirva para todo y cada sesión de vídeo requiere algo ligeramente diferente. Estos son simplemente los fundamentos básicos de la iluminación de un sujeto. Puede que no necesites incorporar todo el montaje en cada vídeo. Tal vez tu luz clave sea suficiente para conseguir el aspecto que deseas. Tal vez utilices un anillo de luz que sirva como luz principal y de relleno, por lo que lo único que necesitas es una luz de fondo. El tener más luces no supone una mejor iluminación, así que aprovecha los recursos disponibles y practica el uso de la luz existente o de la luz natural para sacar provecho.

LAS PRINCIPALES CONCLUSIONES SON:

  1. Sin pretextos, necesitas una luz clave (frontal).
  2. Si tu toma es oscura, añade una luz posterior.
  3. Si hay demasiado contraste, añade una luz de relleno.
  4. No te olvides del fondo.

Ten en cuenta estas cosas y estarás en buena forma. ¡Lo único que importa es hacer que todo en la pantalla se vea bien!