Comunicados de prensa

Other Manual Translations: English

Los obispos de la Conferencia Central apoyan la propuesta para la creación de la Conferencia Regional de los Estados Unidos

Para publicación inmediata
15 de noviembre de 2019

Chicago, IL — En una reunión del Concilio de Obispos, el Colegio de Obispos de la Conferencia Central Metodista Unida afirmó que promocionará y apoyará fuertemente la legislación de la Mesa Conexional que será presentada a la Conferencia General 2020. Esta propuesta creará una nueva estructura para las iglesias de los Estados Unidos que será llamada Conferencia Regional de los Estados Unidos.

Los obispos de la Conferencia Central tomaron esta decisión en su reunión del 1 de noviembre y la comunicaron al Concilio de Obispos en pleno el 6 de noviembre, después de que la Mesa Conexional hiciera su presentación ante el concilio en pleno. Todo el concilio había aprobado previamente la propuesta de la Mesa Conexional. Además, los obispos de la Conferencia Central le pidieron a su comité directivo que invite a representantes de la Mesa Conexional para que presenten la propuesta a los delegados de la Conferencia Central que participarán en la Conferencia General.

“Agradezco el fuerte apoyo que los obispos de la Conferencia Central han dado a la propuesta de convertir a los Estados Unidos en una Conferencia Regional”, dijo el obispo Christian Alsted, presidente de la Mesa Conexional y obispo del área episcopal Nórdica y Báltica. “Creo que esta propuesta nos permitirá vivir más plenamente como una iglesia mundial. Le dará a la iglesia en los Estados Unidos una estructura que le permitirá abordar sus particulares desafíos misionales y para realizar su labor visionaria, estratégica y administrativa. Los obispos de la Conferencia Central saben el valor que tiene el ser capaz de hacer adaptaciones y suplementar el Libro de Disciplina general, y creo que desean extender este privilegio a toda la iglesia. Además, esto liberará a la Conferencia General para que centre en las preocupaciones mundiales y llegar a ser un foro que dirija a la iglesia hacia adelante en la misión de Dios”.

La Conferencia Regional de los Estados Unidos que se propone abarcará las actuales conferencias jurisdiccionales de los Estados Unidos y las fronteras geográficas congruentes con el territorio de las conferencias anuales de los Estados Unidos. El que se llame a esta nueva estructura para el gobierno de los Estados Unidos con el nombre de conferencia regional, en lugar que conferencia central, reconoce la dolorosa historia racista y las heridas que todavía se asocian con la antigua jurisdicción central en los Estados Unidos.

Al presente, muchas peticiones a la Conferencia General tienen que ver más o exclusivamente con la IMU en los Estados Unidos. Sin embargo, la iglesia de los Estados Unidos no tiene otro lugar que no sea la Conferencia General para considerar legislación. Esto hace que las peticiones específicamente relacionadas con los Estados Unidos dominen el tiempo de la Conferencia General, cargando a los delegados de la Conferencia Central con asuntos que no tienen que ver con ellos, y daña la eficiencia del proceso legislativo.

Una Conferencia Regional de los Estados Unidos proveerá de una estructura organizacional para que los Estados Unidos esté a la par con las actuales conferencias centrales para realizar su labor de adaptar partes del Libro de Disciplina.

La legislación está diseñada para que sea implementada en dos etapas:

  • La primera etapa forma un comité de la Conferencia General con funciones legislativas, a fin de tratar con la región de los Estados Unidos –provisiones disciplinarias adaptables, resoluciones relacionadas con los Estados Unidos y peticiones no disciplinarias acerca de asuntos concernientes a los Estados Unidos.
  • La segunda etapa forma la Conferencia Regional de los Estados Unidos, lo cual da término al comité de la primera etapa y crea un comité organizativo interino temporal para organizar la Conferencia Regional.

“Me anima el apoyo entusiasta del colegio de obispos de la Conferencia Central”, dijo Kennetha Bigham-Tsai, principal oficial de ministerios conexionales de la Mesa Conexional. “Tienen una profunda pasión por nuestra conexión mundial y han trabajado incansablemente por la unidad y salud de la Iglesia Metodista Unida. Para que nuestra iglesia avance, debemos encontrar maneras de proveer equidad entre los Estados Unidos y las conferencias centrales. Debemos asegurar que adaptemos una perspectiva mundial, en lugar de enfocarnos demasiado en los Estados Unidos. Tengo una profunda gratitud a nuestros obispos de la conferencia central por su liderazgo en este tema”.

Para más información sobre esta legislación, visite bit.ly/USRClegislation.


Acerca de la Mesa Conexional: La Mesa Conexional trabaja para administrar la misión, la visión y los ministerios de La Iglesia Metodista Unida. Para más información, por favor visite connectionaltable.umc.org.


Contacto para los medios de comunicación: Georgia Whitney
Consultora de comunicaciones
773-714-1517 ext. 4
[email protected]