Comunicaciones & Mercadeo

Other Manual Translations: English

CityWell: Comunicándose con todos

CityWell, a racially and culturally diverse United Methodist congregation in Durham, North Carolina. Photo courtesy of CityWell.

CityWell, una congregación Metodista Unida racial y culturalmente diversa en Durham, Carolina del Norte, ejecuta las comunicaciones multiétnicas de manera efectiva dentro de la iglesia y con la comunidad. Ubicada cerca de la Universidad de Duke, la iglesia se involucra en temas sociales relevantes para la comunidad y la congregación.

La Rvda. Crystal DesVignes. Foto cortesía de la Rvda. DesVignes.   

"Por razones de opresión y marginación, las comunidades negras, latinas y asiáticas se han agrupado dentro de la iglesia", dice la reverenda Crystal DesVignes, la pastora principal de CityWell. "Tiene sentido adorar a Dios sin estar bajo la marginación. Creo que si todos nosotros trabajamos en este momento en nuestro país, podemos unirnos y ser la iglesia de una manera poderosa. Es un trabajo complicado, pero es un trabajo necesario. El objetivo es ser multi-cultural en un solo espacio".

"CityWell puede ser vista como una anomalía entre las iglesias UMC por la diversidad que presenta", continúa. "Fue fundada (en 2011) por un pastor blanco con el antiracismo en el centro (junto con) el deseo de ser multicultural y diverso incluso en sus expresiones de lenguaje y culto."  Al darse cuenta de que sería difícil ser verdaderamente multicultural con un liderazgo masculino blanco muy visible, la congregación trabajó para diversificar su liderazgo. "A los cuatro años de su existencia, ... la iglesia le pidió a la conferencia que nombraran a una persona de color para el puesto de co-pastor o pastor asociado. El lenguaje de co-pastor siempre se ha usado en CityWell. Luego me convertí en la segunda mujer negra co-pastora en 2018, cuando la primera co-pastora fue al ministerio universitario de tiempo completo", dijo la Rvda. DesVignes. En 2019, DesVignes se convirtió en la única pastora de CityWell. Aportó su experiencia como madre soltera afroamericana y trinitense a la diversidad de la congregación.

Al describir una iglesia verdaderamente diversa, DesVignes habla de " esta hermosa copa (donde) vemos lo que va a suceder en el Apocalipsis cuando cada tribu y nación cantará, 'Digno es el cordero'! También se parecerá a Pentecostés. Todos (hablando) en su propio idioma y todas las diferentes etnias - como vemos en los Hechos - escuchando el Evangelio en su lengua. No hay manera de decirle a nadie, 'Oh, te pondremos a un lado' porque ser realmente la iglesia es en esencia un pueblo diverso."  

La comunicación eficaz es esencial para cultivar una cultura de la diversidad. CityWell lo hace internamente como una familia eclesiástica y para llegar a la comunidad a través de varias plataformas de comunicación.

Compartan el micrófono (en sentido figurado). "A veces, he reconocido que no soy la mejor mensajera que hay", dice DesVignes. Al decidir quién debe compartir un mensaje específico, anima a quienes "tienen el micrófono" o tienen el privilegio de ser oradores a que "miren su propio privilegio con respecto al mensaje". Después de decidir si eres el mejor mensajero o no, decide si eres el mejor mensajero para un mensaje [específico].

"Si no eres una persona de color [y quieres compartir un mensaje que afecte a la gente de color] pide a otros que te ayuden a decidir si eres la mejor persona para compartir ese mensaje... Piensa en la audiencia, (sobre) ¿qué intentas transmitir? ¿Es culturalmente sensible? Parte del trabajo de las comunicaciones multiétnicas es que tienes que invitar y empoderar a las diferentes etnias (para contar sus propias historias)".

En el culto, CityWell comparte el micrófono mediante la predicación periódica de diferentes miembros de la iglesia y estudiantes internos. Se aseguran de que diferentes voces sean parte del servicio a través de la liturgia y usando tanto el español como el inglés, los idiomas predominantes en la congregación.  

Foto cortesía de CityWell.   

Escúchense. Después de cada sermón en CityWell, la congregación se divide en grupos para 15 minutos de discusión en respuesta al sermón. El predicador del día suele hacer preguntas para estimular la discusión. "Esos momentos son cruciales", dice DesVignes. Esta práctica ha continuado a través de las salas de descanso de Zoom, a pesar de que la iglesia se ha estado reuniendo a distancia durante la pandemia COVID-19.

La iglesia también envía encuestas periódicamente para determinar los próximos pasos a seguir. La Rvda. DesVignes dice: "Esto le da a la congregación información sobre la dirección que está tomando la iglesia y me ayuda a saber lo que otros están pensando en relación con un tema específico". En los últimos meses, CityWell preguntó a los miembros de la iglesia cómo debería responder la congregación a las tensiones raciales en la comunidad y en todo Estados Unidos; y más recientemente, los sentimientos sobre cuándo reanudar el culto cara a cara en medio de la pandemia del coronavirus

Desarrollen un pacto. CityWell ha desarrollado un pacto familiar que unifica a la congregación al afirmar el compromiso de poner énfasis en la reunión, la acogida y el escuchar.

El pacto establece (en parte):
"[esto] es una respuesta a la invitación de nuestro Señor para que vivamos en una relación de pacto con Él, con los demás y con nuestros vecinos. …
"Un regalo que damos": Con este pacto nos damos el regalo de un compromiso compartido con una forma de vida que creemos que es buena, hermosa y que honra a nuestro Señor. Este pacto servirá para recordarnos, animarnos y llamarnos a la vida que Dios hace posible a través del Espíritu de Jesús.
Una invitación que extendemos:
Este pacto es una invitación a la vida íntima de ser conocido por Dios y por nuestra familia eclesiástica..."

Utilicen varias plataformas de comunicación. Utilicen varias plataformas de comunicación. CityWell se comunica con la iglesia y el público a través de su sitio web, medios sociales y un boletín electrónico. Los mensajes se adaptan de forma diferente para cada plataforma. Todos retratan una iglesia acogedora y diversa a través de las imágenes y el lenguaje que utilizan. DesVignes dice que el comunicador que maneja las plataformas "siempre ha sido una persona bilingüe que habla inglés y español". 

"Nuestro plan es comunicar cualquier idea tantas veces y en tantas plataformas (como sea posible)", continúa. "Si dices algo el domingo, ponlo en un correo electrónico (y) ponlo en los medios sociales. Entonces nosotros (hemos creado) al menos tres formas de comunicación."

CityWell se comunica efectivamente con una congregación y comunidad multiétnica a través de compartir el micrófono, escuchar y hacer un esfuerzo consciente para comprometerse con Dios y con los demás. Sin embargo, la razón por la que es efectivo va más allá de la elaboración de estrategias y el desarrollo de un plan. La iglesia no sólo afirma ser diversa, sino que expresa la diversidad a través de acciones y la forma en que las realiza. 

 "¿Cómo llegamos (a ser una iglesia verdaderamente diversa)?" DesVignes pregunta: "Ese es el asunto. CityWell está haciendo eso de manera óptima, creo, bueno. Pero todavía hay más trabajo por hacer".


Aileen Jiménez es gerente de comunicaciones para lideres hispano/latinos de Comunicaciones Metodistas Unidas en Nashville, Tennessee, EE. UU. Contacto: [email protected]