Administración

Cómo proteger a tu iglesia cuando sucede lo inesperado

United Methodist Insurance, proporciona la siguiente orientación del Departamento de Seguridad Nacional y de Ready.gov en caso de que haya un tiroteo en las instalaciones de la iglesia.  Haz clic aquí para acceder a un folleto descargable del Departamento de Seguridad Nacional. Tu comisaría local también puede tener información para tu área en particular.   

Si se encuentra un tirador activo en tu iglesia, esto es lo que debes hacer:

ESCAPATE, si es posible.

Salte de la iglesia por la salida más cercana.
Anima a otros a ir contigo, pero no te demores.
Deja tus pertenencias.  Lo importante es su seguridad.
Advierte y evita que las personas entren en un área donde pueda estar el tirador activo.
Llama al 911 cuando estés a salvo y detalla el tirador, la ubicación y las armas.

ESCONDETE, si no es posible escapar.

Busca refugio en un cuarto o armario seguro, debajo de los muebles, detrás de un objeto grande o afuera.
Bájale el volumen a tu teléfono celular y asegúrate de que no vibre.
Cierra y bloquea las puertas, cierra las persianas y apaga las luces.
Mantente en silencio
No te escondas en grupos
Actúa con rapidez
Quédate en tu lugar hasta que la policía te dé permiso de salir.
Tu escondite debe estar fuera de la vista del tirador y debe protegerte si los disparos se hacen en tu dirección.

PELEA como el último recurso.

Cuando no haya otras opciones, actúa lo más violento posible contra el agresor.
Recluta a otros para también pelear contra el tirador. Usen armas improvisadas como sillas, extintores, tijeras, libros, etc. para distraer y desarmar al tirador.
Prepárate para causar lesiones graves o mortales al tirador.

DESPUÉS

Mantén las manos visibles y vacías
Es importante saber que la policía se preocupa por poner fin al incidente, y es posible que tengan que pasar por delante de personas heridas en el camino.
Sigue las instrucciones de la policía y evacua en la dirección de donde vienen.
Los policías pueden estar armados con rifles, escopetas y/o pistolas y pueden usar spray de pimienta o gas lacrimógeno para controlar la situación.
Los policías gritarán órdenes y pueden empujar a las personas al suelo por su seguridad.
Considera la posibilidad de buscar ayuda profesional para enfrentar los efectos a largo plazo del trauma para ti y tu familia.

AYUDA a los heridos

Cuídate a ti mismo primero, y luego podrás ayudar a los demas.
Si los heridos están en peligro inmediato, ayúdalos a ponerse a salvo.
Mientras esperas a que lleguen los primeros auxilios, aplica presión directa a una herida y usa un torniquete para detener la hemorragia si has sido entrenado en esta area.
Acuesta a los heridos de lado si están inconscientes y mantenlos abrigados.

Los acontecimientos pueden evolucionar rápidamente.  La seguridad de tu congregación puede depender de tu preparación. Crea un plan de acción en caso de que ocurra lo inesperado para que tú, tu personal y la congregación estén preparados.

Efesios 6:13 - 13 Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. (NVI)

Otros recursos: 


Este artículo originalmente fue publicado en inglés por United Methodist Insurance. Traducción por Aileen Jimenez.