Deconstruir el privilegio blanco: Una guía de discusión

Foto de Zacke Feller, Unsplash.
Foto de Zacke Feller, Unsplash.

GUÍA DE DISCUSIÓN, EL PRIVILEGIO BLANCO

La Comisión General de Religión y Raza invita a los cristianos metodistas unidos de buena voluntad a entablar conversaciones sobre raza, identidad racial, los desafíos que surgen cuando los prejuicios e injusticias raciales se combinan con el poder y los privilegios institucionales, típicamente definidos como racismo.

Estas discusiones no son fáciles de iniciar. Nuestra vergüenza, miedo, raza, ira, frustración, confusión, prejuicios personales, separación y segregación —Inclusive lo institucional, personal y familiar— con frecuencia hacen casi imposible incluso para las personas bien intencionadas que «entendamos» cómo nos sentimos. Y cómo podemos avanzar a través de las diferencias raciales para convertirnos en la comunidad amada por Dios.

Aun así, Dios en Cristo Jesús nos llaman a ser valientes, firmes y fieles a nuestro llamado de transformar el mundo de uno dividido y en guerra a uno donde vendrá el reino pacífico de Dios. Las Escrituras nos llaman:

«Dichosos los que guardan juicio, Los que hacen justicia en todo tiempo».  (Salmo 106: 3)

«Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta». (Isaías 1:18)

«… y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar». (Isaías 58:12)

«Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo». (Amós 5:24)

«Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios». (Mateo 5: 9)

Nosotros, los laicos/as y los pastores/as que somos miembros del personal y la junta directiva de la Conferencia, creemos que ahora es el momento de entablar conversaciones sobre las realidades de la raza y el racismo y cómo afectan a nuestras comunidades, congregaciones, familias, naciones y a nosotros mismos, incluso la forma en que vivimos nuestra fe.

A medida que leemos y vemos noticias, observamos y participamos en los acontecimientos que suceden en nuestras ciudades y pueblos, evaluamos la dinámica racial en nuestras comunidades y en nuestras iglesias, creemos que los cristianos pueden y deben aportar el poder de la comprensión, reconciliación y justicia de Dios para influir en las conversaciones y situaciones en las que nos encontramos.

Entonces, para el próximo año, la Conferencia General de Religión y Raza lanzará uno o dos videos cada mes para ser usado como iniciación de discusión. Invitamos a comenzar esta conversación en su clase de escuela dominical, como una clase de reunión semanal, entre grupos de Mujeres Metodistas Unidas y Hombres Metodistas Unidos, grupo para jóvenes adultos, equipos de liderazgo ministerial, gabinete de conferencia anual, o como estudio con equipos de otras congregaciones o denominaciones.

Algunas sugerencias:

  • Invite a las personas a participar en un grupo de discusión semanal, quincenal o mensual sobre raza y racismo. Explíqueles el compromiso con el tiempo, el hecho de que cada persona se turnará para facilitar y que usted utilizará iniciadores de debate de la Conferencia General de Religión y Raza. Establezca un horario de reunión fírmelo y cúmplalo.
  • Planifique dos sesiones por cada video, que cada sesión durare al menos 60 minutos.
  • Mantenga un grupo de discusión pequeño, entre 8-10 personas, para que todos tengan la oportunidad de reflexionar y hablar.
  • Rote en cada reunión las funciones de la persona que facilita y registra, para que todos/as puedan participar. (La toma de notas debe limitarse a cualquier idea que el grupo quiera llevar a cabo, incluidos posibles temas de ministerio o de acciones para el futuro).
  • Establezca reglas básicas para la discusión, pero no demasiadas. Recuerde a los/las participantes que hablen desde sus propias experiencias y no sobre las de alguien más y eviten decir cosas como, «Mi amigo asiático me lo dijo» o «Mi compañero de trabajo dice que los negros no …».  Además, afirme que la frustración, la confusión y el miedo son parte de la discusión; no reprima esos sentimientos. Y sugiera que lo que se dice en el grupo permanece en el grupo.

Preguntas/Iniciadores de discusión: Robin DiAngelo (vea el video aquí)

(Puede ser útil que las personas que se identifican como blancas se reúnan primero en grupo y tengan una discusión sobre el video de la Dr. DiAngelo, para luego reunirse en un grupo interracial. Por favor, dar tiempo y espacio para que las personas cuenten sus historias)

  1. ¿Cuándo conoció su identidad racial? ¿Cuáles fueron las circunstancias y cómo se sintió? ¿Algo, o alguien, le enseñó o mostró sobre «su» raza?
  2. ¿Cuál es su identidad racial? ¿Lo celebra de alguna manera? (¿tradiciones familiares? ¿historias? ¿fotos?)
  3. Cuente una historia sobre la primera vez en su vida que se dio cuenta de la presencia de otras razas. ¿Cuáles fueron las circunstancias? ¿Qué le dijeron, enseñaron o mostraron sobre ese otro grupo racial?
  4. Mencione un momento reciente cuando, en adoración, escuela dominical, estudio bíblico u otro entorno de discipulado, el pastor/la pastora o líder expresó algún valor en tener relaciones positivas con personas de otras razas.
  5. Cuente una historia sobre un momento en que una discusión o un encuentro sobre la raza lo/la hicieron reflexionar o pensar sobre su vida como cristiano/a, su papel como mentor/a, padre/madre o abuelo/a. Sobre sus propias amistades o relaciones.
  6. La Dr. DiAngelo enfatiza que el racismo no es un acto individuamente «malo» realizado por personas «malas». Más bien, habló sobre los impactos institucionales o sistémicos del racismo. ¿Cuál es la diferencia entonces entre prejuicio individual y poder institucional?
  7. ¿Cuáles son algunas evidencias de racismo institucional en su comunidad, Iglesia o Familia?

Ésta es una traducción de la guía de estudio originalmente publicada en inglés por la Comisión General de Religión y Raza de la Iglesia Metodista Unida.