Liderazgo

Deje de decirle a la gente que apague su celular en la iglesia

Siempre me llama la atención cuando un líder de la iglesia anuncia a la congregación que el santuario es un lugar donde todos los teléfonos inteligentes deben estar apagados. Eso funcionaría hace 10 años, pero no ahora, cuando el uso de los teléfonos inteligentes está por las nubes y es la forma en que muchas personas se conectan con el mundo. Cuando amonestamos a la gente por usar sus teléfonos inteligentes, estamos mostrando una filosofía vieja y anticuada hacia la tecnología.

A menudo veo a jóvenes y adultos en espacios públicos interactuando más con sus teléfonos inteligentes que con la gente que les rodea. Por mucho que opinemos que la gente debería ser más intencionada en sus interacciones verbales y sociales, los estudios y las exploraciones rápidas de lugares públicos, como restaurantes y centros comerciales, muestran claramente que pedir a la gente que se desconecte de sus celulares es poco probable en nuestra cultura actual.

"No creo que debamos pedir a la gente que elija entre la tecnología o Dios. Más bien, deberíamos invitarles a experimentar a Dios a través de muchos de los dispositivos que utilizan a diario, ya sea para revisar las escrituras o para comprobar los datos del predicador en Google.

Me llama la atención cada vez que oigo a los líderes de la iglesia decir a la gente que deje de usar su teléfono inteligente en la iglesia, porque en realidad están diciendo: "Desconéctate de todo el mundo y de los recursos que te ayudarán a conectarte con Dios mientras retrocedemos al siglo XIII y te aburrimos hasta la saciedad durante un par de horas". ¿Suena loco, no? Lo es, y esto es lo que escuchan las personas que viven en un mundo tecnológicamente avanzado cuando entran a muchas iglesias para el culto. No creo que debamos pedir a la gente que elija entre la tecnología o Dios. Más bien, deberíamos invitarles a experimentar a Dios a través de muchos de los dispositivos que utilizan a diario, ya sea para revisar las escrituras o para comprobar los datos del predicador en Google. Sí. Aunque parezca extraño, la gente verifica lo que dices Google mientras predicas.

La tecnología es un factor importante para las congregaciones locales a la hora de afrontar y adoptar el cambio. Aquellas que se sumergen, desarrollando intencionadamente una filosofía tecnológica orientada al futuro, serán las iglesias vitales y saludables del siglo XXI.

No hay marcha atrás, la tecnología seguirá vigente, y puede ser una de las mejores maneras de examinar dónde estamos social y culturalmente como organizaciones e iglesias. Cuando pienso en la iglesia del siglo XXI, pienso en iglesias que no son adaptadores de segunda o tercera generación en el espacio tecnológico, sino que están liderando el camino y asegurándose de que apoyan en todos los niveles las últimas tendencias y desarrollos tecnológicos. Esto no significa que las iglesias tengan que convertirse en el próximo Google o Apple, pero sí que no tienen que luchar contra los esfuerzos de la innovación tecnológica. Por el contrario, deben encontrar todas las formas posibles de adoptar la tecnología en los programas, la administración, los sistemas y el culto de nuestra iglesia.

Tratar de competir contra el uso y la presencia de la tecnología en nuestras iglesias locales sería similar a un líder eclesiástico que intentara detener la innovación de la imprenta de Gutenberg del siglo XV que ayudó a abrir el camino para que la literatura y las Biblias se compartieran con las masas en lugar de con unos pocos. Algunos podrían decir que la revolución del teléfono inteligente y otras formas de tecnología de vídeo, gráficos, Internet y audio son como la imprenta de Gutenberg de nuestros días que no pueden ser barricadas por una barrera de seguridad, sino que deben ser liberadas para que la información pueda fluir a las masas.


Este artículo es un extracto de 4D Impact: Smash Barriers Like a Smart Church (Abingdon Press, 2019) por Olu Brown. Olu Brown (olubrown.com) es el pastor fundador de Impact Church Atlanta (impactdcd.org), una de las iglesias metodistas unidas con mayor crecimiento del país. Su libro más reciente es 4D Impact: Smashing Barriers Like a Smart Church (Abingdon Press, 2019, disponible en Cokesbury y Amazon.

Este artículo se ha publicado con permiso de Leading Ideas, un boletín electrónico gratuito del Lewis Center for Church Leadership del Wesley Theological Seminary y disponible en churchleadership.com Publicado originalmente en inglés.