Ministerios Especializados

Día de Todos los Santos para niños y familias

¿Es cierto que Juan Wesley amaba el Día de Todos los Santos?

¡SÍ!  En un diario del 1 de noviembre de 1767, Wesley se refiere a este día como "un festival que yo amo de verdad". Ese mismo día de 1788, escribe en otra nota: "Siempre me encuentro cómodo en este día". Al año siguiente lo llama "un día que me encanta". Y, ¿cómo no amar un día que celebra a vidas de los hijos de Dios? En el Día de Todos los Santos, los Metodistas Unidos recuerdan a los hijos de Dios que han fallecido. En muchas de nuestras congregaciones encendemos velas, hacemos sonar campanas para recordarlos y nombramos a los santos que hemos perdido a través el año. Celebramos el impacto que sus vidas han tenido en nuestras vidas. Para las personas que recientemente perdieron a un ser querido, esto puede ser reconfortante o doloroso. Para muchos niños, esto puede ser confuso. ¿Cómo hacemos que el Día de Todos los Santos sea comprensible para los niños que no entienden este día santo? El Día de Todos los Santos es un momento perfecto para concientizar a los niños sobre la importancia del amor y la misericordia en nuestras vidas.

Lea Las Bienaventuranzas y el Credo Apostólico con los Niños

Lea Las Bienaventuranzas a los niños usando una versión fácil de entender. Enfatice que en este pasaje es donde Jesús nos ofrece sus expectativas para sus seguidores. En estos versículos vemos humildad, dolor, mansedumbre, justicia, misericordia y paz. La bendición de Dios será para aquellos que experimenten esto. Tómese un tiempo para ayudar a los niños a pensar en la gente de la iglesia, en la historia de la humanidad, en la comunidad y en sus familias que son ejemplos de estas expectativas de Jesús. Reflexione sobre algunas de estas preguntas con los niños y haga un seguimiento con una actividad.   

Preguntas para reflexionar

  • ¿Cómo podemos ofrecer esperanza a los desamparados?
  • ¿Cómo podemos ofrecer alegría a la gente que esta tristes?
  • ¿Cómo podemos ofrecer alimento a la gente que tiene hambre?
  • ¿Puede la alimentación ser más que comida y bebida?
  • ¿Cómo podemos ofrecer misericordia a los demás?
  • ¿A quién conocemos que sea humilde? ¿Cómo hemos sido testigos de esto?
  • ¿A quién conocemos que tenga un corazón puro? ¿Cómo presenciamos esto?
  • ¿Quién sabemos que trae paz a los demás? ¿Cómo hemos sido testigos de esto?
  • ¿A quién conocemos que defienda lo que cree, incluso cuando es intimidado por otros?

Actividades

  • Comparta historias sobre estos santos.
  • Haga dibujos de estos santos.
  • Escriba una nota de agradecimiento a los santos que todavía están con nosotros.
  • Encienda velas para los santos en nuestras vidas.

Lea el Credo Apostólico

Lea el Credo Apostólico del Mil Voces para Celebrar, himnario metodista (página 68). También consulte el himnario metodista para otros recursos para el Día de Todos los Santos paginas 384-386, 269, 275.

Anime a las familias a tener una conversación sobre los santos en sus vidas

Las familias pueden celebrar a los santos en sus vidas cada año al crear algo juntos para contar recuerdos cada año.

  • Haga una colcha u otra pieza de arte que cuente la historia de su familia
  • Reúna artículos en una caja que cuenten la historia de los santos que conocen.
  • Cree un collage de fotografías de santos que conocen

Recordatorio: Sea sensible a la dinámica familiar.

Lea un poema

Puede leer este poema en ingles titulado For Those Who Walked With Us, por Jan Richardson o algún otro que honre a las personas que consideramos santos en nuestras vidas.


Este artículo originalmente fue escrito por Melanie C. Gordon y publicado en inglés por la Junta General de Ministerios de Discipulados. Traducción y adaptación por Aileen Jimenez, generente de comunicaciones para líderes para la agencia de Comunicaciones de La Iglesia Metodista Unida.