Acabemos con el racismo

Other Manual Translations: English

Encarnando la comunicación multiétnica

Easter worship service at Garfield Memorial United Methodist in Cleveland, OH.
Easter worship service at Garfield Memorial United Methodist in Cleveland, OH.

Las iglesias poseen una comunicación transcultural más efectiva cuando sus ministerios y liderazgo interno reflejan la gente a la que quieren alcanzar. Los auditorios diversos se sentirán más inclinados a escuchar a las congregaciones que en su ADN tienen escritas la diversidad étnica y cultural. La Iglesia Metodista Unida Garfield Memorial de Cleveland, Ohio, es un ejemplo.

Habiendo sido originalmente una congregación predominantemente blanca, en el 2004 Garfield empezó a ser un hogar que da la bienvenida a todos en un barrio racialmente diverso a su alrededor. Esta aventura empezó cuando el Rev. Chip Freed fue nombrado como su pastor. Hoy la congregación tiene unos 1,200 miembros activos y ningún grupo racial forma una mayoría.

Suscríbase a nuestro nuevo boletín electrónico en español y portugués UMCOMtigo

¿Le gusta lo que está leyendo y quiere ver más? Regístrese para recibir nuestro nuevo boletín electrónico UMCOMtigo, un resumen semanal en español y portugués, con noticias, recursos y eventos importantes en la vida de La Iglesia Metodista Unida. 

¡Manténgase informado/a!

Sin embargo, para llegar a ser una iglesia multiétnica “sana” se requiere más que un registro diverso de miembros. “El ministerio multiétnico sano significa vivir juntos, caminar en la adoración juntos”, dice Freed. “Reflejamos nuestra diversidad en cada aspecto de la iglesia”.

Comunicando la diversidad internamente

La habilidad de la iglesia para comunicar diversidad internamente como disciplina espiritual es vital para encarnarla en el mundo.

“Una iglesia multiétnica es lo que Cristo quiso desde el principio”, dice Freed. “Usamos la Escritura para mostrar cómo la diversidad de nuestra congregación refleja el reino de Dios. Nuestra congregación puede citar un pasaje escritural en cuanto a la diversidad estando dormida. Usamos las imágenes que Cristo usó sobre el reino para mostrarle a nuestros congregantes cómo vivir en la comunidad de Dios hoy”. Garfield Memorial usa las historias escriturales de Pentecostés, la gran comisión, la carta de Pablo a los Gálatas, etc., para demostrar cómo el cristianismo ha sido siempre capaz de reunir a grupos diferentes en una camaradería de amor unos con otros.

Pero no es suficiente citar ejemplos de la Biblia. Las iglesias deben hablar directamente al trasfondo de su auditorio para traducir las verdades bíblicas y espirituales en experiencias de hoy. “Cuando cuente historias o haga referencias culturales en su predicación, sea intencional al hablar a las experiencias de los diferentes grupos y gentes”, dice el Rev. Terry McHugh, pastor ejecutivo.

Garfield es capaz de comunicarse de una manera multiétnica en la predicación, adoración y la comunicación interna en gran parte porque su liderazgo refleja diversidad. Tanto el personal como el liderazgo de la iglesia encarnan una diversidad racial, generacional y cultural. McHugh describe la toma de decisiones en la congregación como decisiones compartidas más que jerárquicas. Cada voz es oída y afirmada.

“La mayoría de nuestras decisiones en cuanto a cómo comunicar –desde las canciones y los gráficos que usamos en el servicio hasta el contenido web y las publicaciones en los medios sociales– son revisadas cuidadosamente por nuestro equipo para asegurar que reflejen que valoramos la diversidad”, dice.

Comunicando diversidad externamente

Las iglesias que viven la diversidad multiétnica internamente son capaces en forma natural de comunicarse mejor externamente con auditorios diferentes. La mejor forma de que las congregaciones muestren al mundo lo que creen es simplemente mostrar lo que son. Quienes visitan la iglesia se sentirán más inclinados a aceptar declaraciones en cuanto a la diversidad más seriamente cuando ven la diversidad reflejada en los rostros y voces que ven en el púlpito, los medios sociales y el alcance local.

Así como ocurre con la comunicación interna, la comunicación externa empieza entablando relaciones, conociendo a la comunidad alrededor de la iglesia y escuchando cuando habla de sus necesidades a la iglesia. El escuchar con atención hizo que Garfield Memorial oyera las necesidades para desarrollar ministerios de alcance que incluyen despensas de alimentos y programas de lectura después de la escuela. La iglesia ha proporcionado suministros para el regreso a clases y exámenes de salud para la población de refugiados de Cleveland. La iglesia también posee un camión de café gratuito y estaciones de oración portátiles en eventos comunitarios, lo que le permite llevar su hospitalidad y un testimonio efectivo a la calle.

“Sea sensitivo y receptivo en la forma en que se comunica con su comunidad”, dice Freed. “La empatía es un elemento crítico. Se debe abordar el dolor de las diferentes personas y reconocer lo que la gente siente”.

Al comunicarse en una forma multiétnica también significa abogar por la justicia racial y la igualdad en todo. El testimonio consistente de Garfield ha hecho que sea una voz confiable en el presente debate en cuanto al racismo sistémico en la policía.

“El racismo sistémico se basa tanto en la segregación vecinal y en la segregación dentro de las iglesias. Esto significa que las iglesias multiétnicas están en una posición única para combatir el racismo por medio de edificar un modelo alternativo de comunidad a nivel de base”, dice Freed. “Hace unos años cuando la policía le disparó a un adolescente desarmado en Cleveland, la ciudad acudió a Garfield Memorial porque sabía que estábamos en una posición única para hablar con todos en la comunidad”.

Conclusión

Las iglesias multiétnicas son las mejor equipadas para hablar acerca de los problemas de justicia racial y de la armonía entre todos, porque encarnan el mensaje que envían a la comunidad en liderazgo, adoración, camaradería y alcance. “El ochenta por ciento de la comunicación no es verbal”, dice McHugh. “Uno comunica con sólo ser quien uno es y quien uno quiere llegar a ser”.


Philip J. Brooks es escritor y desarrolla contenido en el equipo de comunicaciones para líderes, en Comunicaciones Metodistas Unidas, Nashville, Tennessee, USA.