Metodismo Unido

La comunidad que nutre

¶ 161.

La comunidad provee el potencial para nutrir a los seres humanos hasta llegar a la plenitud de su humanidad. Creemos que tenemos una responsabilidad por innovar, patrocinar y evaluar nuevas formas comunitarias que alienten el desarrollo del potencial máximo de los individuos. Reconocemos como primordial la comprensión evangélica de que todas las personas son importantes porque son seres humanos, creados por Dios y amados mediante Jesucristo y por Jesucristo, y no porque merezcan significado especial. Por lo tanto, respaldamos aquellas condiciones sociales en las que las comunidades humanas se mantienen y fortalecen para beneficio de toda persona y su desarrollo. También alentamos a todos los individuos a ser sensibles hacia los demás, usando el lenguaje apropiado cuando se refieren a todas las personas. El lenguaje de naturaleza despectiva (con relación a raza, nacionalidad, trasfondo étnico, género, sexualidad, y diferencias físicas) no refleja aprecio de los unos por los otros, y contradice el evangelio de Jesucristo.

De la Disciplina de la Iglesia Metodista Unida-2016. Derechos de autor © 2016 por la Casa Metodista Unida de Publicaciones. Usado con permiso.