Comunicados de prensa

La Mesa Conexional aprueba legislación que crea una nueva estructura para la iglesia de los Estados Unidos

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA
23 de julio de 2019

Chicago, IL— En su reunión del 18 de julio de 2019, la Mesa Conexional aprobó enviar a la Conferencia General 2020 una legislación que creará una nueva estructura para las iglesias de los Estados Unidos. Esta nueva estructura se llamará Conferencia Regional.

La legislación estipula que la Conferencia Regional de los Estados Unidos tendrá fronteras geográficas congruentes con el territorio de las conferencias anuales de los Estados Unidos. Las jurisdicciones seguirán funcionando según sus poderes y deberes actuales, incluyendo el proceso de elegir obispos.

“La presente propuesta ayudará a que la Conferencia General se centre en su trabajo de abordar materias realmente globales”, dijo el obispo Christian Alsted, presidente de la junta. La legislación “ofrece a la iglesia de los Estados Unidos una estructura conexional para tratar materias relacionadas específicamente con el contexto de los Estados Unidos, incluyendo el desarrollo de estrategias y prioridades, pensión y seguro de salud, así como adaptaciones al Libro de Disciplina”.

Durante la reunión de la Mesa Conexional de abril de 2019, el cuerpo aprobó presentar la propuesta legislativa a la CG2020 para crear una Conferencia Central de los Estados Unidos y enviar la propuesta al Grupo Consultivo de Ministerios Contextuales de los Estados Unidos para trabajar más en la propuesta. En esta reunión y en el Concilio de Obispos se levantaron algunas preocupaciones en cuanto a darle a la estructura de los Estados Unidos el nombre de Conferencia Central. Si más bien se llama Conferencia Regional se reconoce la historia racista y dolorosa y las heridas todavía existentes asociadas con la anterior Jurisdicción Central de los Estados Unidos.

La creación de la Conferencia Regional de los Estados Unidos será implementada en dos etapas:

  • La primera etapa forma un comité de la Conferencia General con funciones legislativas, a fin de tratar con la región de los Estados Unidos –provisiones disciplinarias adaptables, resoluciones relacionadas con los Estados Unidos y peticiones no disciplinarias acerca de asuntos concernientes a los Estados Unidos.
  • La segunda etapa forma la Conferencia Regional de los Estados Unidos, lo cual da término al comité de la primera etapa y crea un comité organizativo interino temporal para organizar la Conferencia Regional.

“Creemos que las dos etapas del proceso que proponemos sirven adecuadamente a las necesidades que tiene los Estados Unidos para su trabajo de adaptación”, dijo Judi Kenaston, presidenta del grupo consultivo de la Mesa Conexional. “La primera etapa nos permitirá funcionar en el tiempo interino y en el proceso de legislación específico para los Estados Unidos. Permite que la Conferencia Central entregue su aporte a la vez que le quita a la Conferencia General el peso de tener que tratar con legislación que no afecta a toda la iglesia. La segunda etapa, que establece la Conferencia Regional de los Estados Unidos, es una solución a largo plazo para tratar con legislación específica para los Estados Unidos, lo cual permitirá que los Estados Unidos esté a la par con las conferencias centrales que ya están realizando trabajos de adaptación”.

Dado que la Conferencia Regional es un nuevo cuerpo y es diferente a la Conferencia Central, la legislación que se propone añadirá un nuevo párrafo número 11, que dirá: “Habrá una conferencia regional para la Iglesia de los Estados Unidos de América que tendrá los poderes, deberes, privilegios y limitaciones que se exponen a continuación”. Además, se añadirá a la Constitución la nueva Sección VI. Conferencias Regionales.

Desde el año 1924 se ha venido proponiendo adoptar una estructura similar a la Conferencia Central. La Junta de Misiones en el Extranjero presentó una propuesta formal a la Conferencia General de 1928. La Mesa Conexional empezó a trabajar en este tema el año 2005, cuando un equipo de trabajo respecto a la Naturaleza Global de la Iglesia fue establecido con el Concilio de Obispos.

Cuando se empezó el trabajo en el Libro de Disciplina en la Conferencia General 2012, se sintió con mucha urgencia suplir la necesidad que tienen las iglesias de los Estados Unidos de un lugar donde realizar trabajos de adaptación. El año 2013, la Mesa Conexional empezó a trabajar junto al Comité Permanente sobre Asuntos de la Conferencia Central, cuando formó un Grupo de Colaboración de Naturaleza Mundial.

Ahora que la iglesia global responde a la sesión especial del 2019, se han presentado nuevas propuestas legislativas para la estructura de los Estados Unidos. Ninguna de estas propuestas fue creada antes del trabajo de la Mesa Conexional o tiene el mismo enfoque.

“La legislación, en su actual composición, no aborda nuestro impase respecto a la sexualidad humana”, dice la Rev. Kennetha J. Bigham-Tsai, presidenta de ministerios conexionales de la Mesa Conexional. “Sin embargo, ayudará a quitar un peso de la Conferencia General y facilitará el trabajo de adaptación que la iglesia de los Estados Unidos quiere hacer en otros temas. Es muy importante para la salud de nuestra iglesia que nos movamos adelante para tener un lugar donde los Estados Unidos pueda tomar decisiones en cuanto a su misión y ministerio”.

La Mesa Conexional trabaja para administrar la misión, visión y ministerios de la Iglesia Metodista Unida. Para más información, visite connectionaltable.umc.org.

###

Contacto con los medios: Emily Clemons
Directora de Comunicaciones
773-714-1517 x4
[email protected]


Esta es una traducción del comunicado de prensa original en inglés.