Llamado a la adoración para el bautismo del Señor dominical

En el principio, cuando Dios hizo su creación,

Un viento se precipitó sobre las aguas,

Un aliento calentó el vacío oscuro,

Un espíritu produjo la creación.

Dios dio de gracia:

Que haya luz para que todos vean,

Que haya agua para que todos chapaleen en ella,

Que haya vida en medio de la muerte.

Y Dios invitó y nos invita a que respondamos con gozo.

Fue bueno,

Fue asombroso e impresionante,

Es bueno.


Este artículo originalmente fue publicado en inglés por la Junta General de Ministerios de Discipulado. Escrito por el Rev. Nathan Decker de la Conferencia Anual de Virginia. Traducción y adaptación por Humberto Casanova. Contaco: [email protected].