Oraciones para las ofrendas en el mes de abril

Use estas oraciones en su servicio dominical durante el tiempo de los diezmos y ofrendas. 

 

7 de abril de 2019 – 5º domingo de cuaresma

Dios proveedor de todas nuestras bendiciones, te traemos nuestras ofrendas esta mañana, reconociendo que tú eres la fuente - no sólo de estos regalos sino de todo lo que tenemos. Sabemos que tu generosidad no se mide por el valor de las cosas materiales que poseemos; sino recordamos las palabras del apóstol Pablo cuando dijo: "Y aún más: Considero como pérdida todas las cosas, en comparación con lo incomparable que es conocer a Cristo Jesús mi Señor. Por su causa lo he perdido todo y lo tengo por basura a fin de ganar a Cristo.” Al dedicar astas ofrendas, ayúdanos a mantenernos enfocados en lo que tú nos has ofrecido a nosotros. Ayúdanos a seguir enfocados en la redención y resurrección que nos has dado a través de Cristo, nuestra roca y nuestra salvación. Amén. (Filipenses 3:4-14).

 


 

14 de abril de 2019 – Domingo de ramos

Amantísimo Señor y Creador del universo, tú eres un Dios generoso; igualmente nosotros nos esforzamos a ser generosos al dar nuestros diezmos y ofrendas, al entregar nuestro tiempo y al practicar nuestros talentos en el ministerio de tu iglesia. Sabemos que ahí es donde termina la similitud. Nosotros damos una parte, un pequeño porcentaje, cuando tú al darnos a tu hijo Jesucristo, nos ofreciste el perdón completo y la redención de una vida pecaminosa que dirige hasta la muerte. El apóstol Pablo nos recuerda del ejemplo de Jesucristo cuando "hallándose en condición de hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” Te dedicamos estas ofrendas a ti, el dador más grande. Aun siendo siervos indignos nos has dado un nombre y el poder ser llamado hijos de Dios sólo por tu gracia y amor ilimitado.  En el nombre de aquel cuyo nombre está por encima de cualquier otro nombre - en Cristo Jesús, oramos. Amén. (Filipenses 2:5-22, Lucas 19:28-40).

 


 

21 de abril – Domingo de resurrección

Dios Todopoderoso: Tú nos ofreces la vida que vence a la muerte, la luz que vence a las tinieblas y la esperanza que vence a nuestras desesperaciones más profundas. ¿Qué podríamos ofrecer a cambio? Podemos ofrecer nuestros diezmos y ofrendas, pero también debemos entregar nuestros corazones, nuestras mentes y nuestros cuerpos. Que nuestras mentes sean para entenderte y para entender tu propósito para nuestras vidas en este mundo. Que nuestros corazones abunden de tu amor y compasión por los pobres, los oprimidos y la gente que ha sido olvidada. Que nuestros cuerpos nos saquen de las tumbas del egoísmo y desinterés para comprometernos a nuestros vecinos como hermanos y hermanas. Que nuestra alabanza y adoración que te ofrecemos vaya con nosotros de este lugar para así compartir la esperanza con los demás. En el nombre del Cristo resucitado, oramos. Amén. (Juan 20:1-18)

 


 

28 de abril de 2019 – 2º domingo de Pascua

Dios de Gracia y Misericordia, te traemos nuestras ofrendas este día, confesando que somos culpables de retener nuestras finanzas y dones, incluso aquellos que dan más. Confesamos que somos culpables de mantener nuestros bolsillos cerca del chaleco e incluso hemos considerado esconder nuestras ofrendas y talentos en un cuarto secreto para que no nos cueste el compartir. En ese mismo cuarto, hemos mantenido nuestras inseguridades, nuestras dudas, nuestros sentimientos de indignidad y nuestra incredulidad de que esta promesa de la resurrección es demasiada buena para ser cierta en nuestras vidas. Esta mañana, se nos recuerda que tu Hijo Resucitado toca a nuestras puertas – especialmente a las que están cerradas. Por lo tanto, abre nuestros corazones para invitar a Jesús que visite nuestros cuartos secretos para entregarnos su paz y que nos restaure – transformando nuestras inseguridades e incredulidad en certeza de tu amor hacia nosotros para mostrar ese mismo amor a los demás y realizar el trabajo de la iglesia. En el poderoso nombre de Jesús, oramos. Amén. (Juan 20:19-31)

 


 

Estas oraciones fueron escritas por el Rev. Dr. Ken Sloane, Director de Ministerios de Generosidad y Conexiones de la Junta General de Ministerios de Discipulado. Lo puede contactar al ksloane@umcdiscipleship.org.

Estas son una traducción del texto original en inglés.