Recursos para enfrentar el coronavirus

Other Manual Translations: English

Estar de pie en el púlpito: 10 consejos para liderar el culto en línea

The Rev. Donna Pritchard preaches online from First United Methodist Church, Portland, Oregon. Screengrab by Crystal Caviness, UM Communications.
The Rev. Donna Pritchard preaches online from First United Methodist Church, Portland, Oregon. Screengrab by Crystal Caviness, UM Communications.

Estar de pie en los púlpitos, predicando a sus congregaciones semana tras semana no es nada nuevo para la mayoría de los ministros metodistas unidos. Sin embargo, de repente, la pandemia de coronavirus sin precedentes ha eliminado toda familiaridad. Se están fomentando estrictamente los protocolos de distanciamiento físico. Los pastores que siguen llevando el evangelio y los mensajes de esperanza a sus congregaciones se encuentran ahora mirando fijamente a las cámaras de los portátiles o de los teléfonos inteligentes, compartiendo la Palabra de Dios al aire mientras las palabras "En Vivo" les devuelven la mirada.

A medida que surgen nuevas reglas sobre cómo es el ministerio digital, revise estos 10 consejos para sacar el máximo provecho de ofrecer el culto a una congregación virtual.

1. Acepte la incomodidad

Le tomará algún tiempo superar la incomodidad, dice la Rev. Barbara Dunlap, pastora asociada de discipulado y alcance en la Primera Iglesia Metodista Unida en Hurst, Texas. Dunlap forma parte de un equipo ministerial que ha transmitido el culto en directo durante varios años.

"Se va a sentir poco natural hasta que se sienta natural", dice.

Use su imaginación para superar la incomodidad, dice la reverenda Donna Pritchard, pastora principal de la Primera Iglesia Metodista Unida de Portland (Oregón). "Imagina que tienes una congregación llena de gente y predica como si les estuvieras predicando a ellos", sugiere. " Tú conoces a tu gente y sabes lo que necesitan escuchar".

2. "Nos vemos en el mismo lugar y a la misma hora"

En la medida de lo posible, mantén los mismos elementos del servicio, incluyendo el lugar y la hora.

Transmitir en directo desde el santuario, con puntos focales como velas y cruces en su lugar es lo mejor, dice Pritchard, y dice que su congregación "se siente muy cómoda viendo el culto desde nuestro espacio".

En las zonas en las que las órdenes de permanencia en casa impiden viajar a la iglesia, Pritchard sugiere crear un espacio sagrado en la casa del pastor y transmitir en directo el culto desde este lugar cada semana.

3. Mantenga el mismo orden en el culto

Algunos pastores pueden considerar la posibilidad de omitir partes del servicio que son interactivas. Sin embargo, Dunlap recomienda mantener el orden del culto igual en la medida de lo posible. De nuevo, esta familiaridad puede reconfortar a los feligreses.

"Animamos a los feligreses a ponerse de pie cuando nos ponemos de pie y a cantar con nosotros", dijo.

Dicho esto, también podría ser un buen momento para probar algunos elementos nuevos en el culto, dice la reverenda Stephanie Dodge, pastora principal de la Iglesia Metodista Unida de Glendale, en Nashville, Tennessee. "Quizá se pueda añadir una oración o variar el orden, porque nadie espera que las cosas sean exactamente iguales", dice. Sin embargo, ella sólo anima a hacer cambios de matiz y desaconseja hacer cambios drásticos en el aspecto del culto durante este tiempo.

4. Prepárense todos

Ayude a la congregación a prepararse para el servicio al enviar un correo electrónico semanal con el orden del culto, las lecturas bíblicas y/o el boletín. Publicar en Facebook y en la página web de la iglesia es otra forma de difundir el mensaje.

"En nuestro correo electrónico, invitamos a la gente a preparar su vela", dice Dodge. "Luego, incluimos el encendido de velas en el servicio. Aunque no estemos juntos (físicamente), la luz nos une a través de Cristo".

5. "¿Cómo podemos orar por usted?"

Estar al tanto de las peticiones de oración de la congregación es un elemento clave para mantenerse conectado durante esta época de distanciamiento social. Los líderes de la iglesia pueden solicitar peticiones de oración a través de los correos electrónicos de toda la iglesia y de las redes sociales. Se puede animar a los miembros a que compartan sus motivos de oración durante el culto en directo a través de las funciones de chat y comentarios. Los líderes también deben brindar medios para que los feligreses compartan sus motivos de oración confidencialmente, por ejemplo, enviando un correo electrónico a la oficina de la iglesia o al pastor, o compartiéndolo a través de canales sociales más privados, como Facebook Messenger o WhatsApp.

6. No olvide el preludio

De la misma manera que la mayoría de las iglesias abren sus servicios con unos minutos de música mientras la gente se sienta y se acomoda en el culto, un preludio virtual cumple una función similar para el culto en línea, dice Dodge. En el caso de las iglesias que transmiten en directo a través de Facebook Live, Facebook notificará a la audiencia virtual que la página de la iglesia está en vivo. Estas notificaciones dan a la congregación en línea la oportunidad de reunirse.

7. ¿Cómo se ve? ¿Cómo suena?

Ten en cuenta los ángulos de la cámara y el sonido, recomienda Dodge. Su equipo de alabanza siempre está buscando formas de ofrecer un sonido óptimo y las mejores tomas de cámara a la audiencia en línea. Si tiene pantallas en el santuario, asegúrese de que el texto sea lo suficientemente grande como para que se vea a través del canal en directo, afirma.

Hay muchos detalles sobre las mejores prácticas y tecnologías de livestreaming. Para conocer los detalles, consulte estas sesiones de aprendizaje de United Methodist Communications.

8. Traigamos nuestros diezmos y ofrendas

Los líderes de la iglesia están preocupados por el impacto que los cambios en los servicios de la iglesia tendrán sobre las ofrendas. Como parte de mantener el servicio lo más normal posible, es bueno hablar de la ofrenda.

"Dé a la gente instrucciones claras sobre cómo dar a la iglesia", dice Dodge. "Tenga un tiempo de diezmos y ofrendas y explique a los feligreses cómo hacer donaciones en línea o dónde enviar un cheque por correo".

Añadir esta información a la página web de la iglesia o en los comentarios de la transmisión en vivo también es útil.

9. Chatear, chatear y chatear

Una forma de ayudar a la congregación a sentirse conectada durante el culto en línea es pedirles que comenten en la función de chat del servicio virtual. Invite a los miembros del público a saludar cuando se unan al servicio. Anímelos a saludarse unos a otros. Para ayudar a la interacción bidireccional, pida a alguien del equipo de liderazgo que vigile el cuadro de chat y responda debidamente.

"Tener a alguien que modere y responda a los comentarios, alguien que les devuelva la atención, ayuda a que la congregación se sienta conectada", dice Dodge.

10. Tan solo use el teléfono

No todo el mundo posee un computador, tiene Internet o está en las redes sociales. Para estas personas, designe a un equipo para que haga llamadas telefónicas y se mantenga en contacto regular. Para ayudar a estos miembros a participar en los servicios en línea, considere la posibilidad de utilizar una línea de conferencia telefónica o la función de audio de un servicio de transmisión en vivo, como Zoom.

Incluso en una época en la que la forma de hacer iglesia está cambiando, Pritchard dice que esto no debería ser tan desconocido como puede parecer. 

"Recuerda que de todos modos predicas en directo cada domingo", dice Pritchard. "Si te equivocas, ¿y qué? Esto demuestra tu humanidad. En muchos sentidos, esto no es diferente. Sólo que la gente no está en los primeros bancos".


Crystal Caviness es especialista en desarrollo de contenidos en el equipo de comunicación con los miembros de United Methodist Communications en Nashville, Tennessee, EE. UU.