Salud & Bienestar

Other Manual Translations: English

El coronavirus, los ancianos y la iglesia

¿Cómo pueden las iglesias superar esta crisis de salud pública a la luz de la creciente reticencia de la gente a reunirse en grupos de cualquier tamaño?

Esta pregunta fue planteada por mi amigo el Dr. Richard Bergstrom, presidente de ChurchHealth, en un boletín reciente.

Con el creciente número de casos de coronavirus y la vulnerabilidad de muchos, especialmente entre los ancianos y los niños pequeños, es necesario que los líderes de la iglesia se consideren formas diferentes para adorar, reunirnos, y cultivar una comunidad de manera creativa.

En su boletín, Bergstrom hace las siguientes sugerencias:

  • Anime a las personas a quedarse en casa si ellos o un miembro de la familia está enfermo con síntomas parecidos a los de la gripe o el coronavirus.
  • Limpie y desinfecte completamente las instalaciones de su iglesia con regularidad - incluyendo bancas, himnarios, Biblias, etc.
  • Proporcione estaciones de desinfección de manos alrededor de la iglesia.
  • Descontinúe las prácticas tradicionales en torno a la comunión que implican que las personas pasen por un servidor de comunión o compartan la misma copa durante la Santa Cena.
  • Encuentre alternativas o renuncie a la Comunión por completo hasta que la crisis haya pasado.
  • Ofrezca opciones para dar en línea o coloque canastas de ofrendas en la parte de atrás de la iglesia en lugar de pasar el plato de una banca a otra.
  • Permita que el personal trabaje a distancia cuando sea posible. Con computadoras y conectividad a Internet, ciertos tipos de trabajo pueden realizarse casi en cualquier lugar.
  • Considere alternativas para las reuniones y citas cara a cara. La tecnología de zoom permite que las reuniones se realicen en línea. Skype o FaceTime pueden ser una buena alternativa para las citas o incluso para el asesoramiento personal o el coaching.
  • Desinfecte completamente las áreas de la guardería y de los niños. Proporcione alternativas para el ministerio de niños que no sean servicios de fin de semana en vivo.
  • No espere a que la última tecnología ofrezca servicios de streaming. Facebook Live permite incluso a los que tienen recursos modestos emitir servicios.

A estas sugerencias de Bergstrom, agregaría al menos otras dos:

  • Absténgase de pasar la paz de Cristo durante el culto.
  • Absténgase de saludar antes, durante y después del culto y otras veces que la gente se reúna en la iglesia con la mano.

¿Qué otras medidas puede tomar su iglesia para ayudar a los miembros a mantenerse sanos durante la crisis del coronavirus? ¿De qué manera usted y su congregación están siendo creativos para proveer la salud y el bienestar de sus miembros y la comunidad?

Reconociendo la vulnerabilidad de los niños pequeños y los ancianos durante esta crisis, los líderes de la iglesia pueden tomar el liderazgo para proveer el bienestar de los miembros de la iglesia y ayudarlos a mantenerse saludables. No lo posponga. Hable con sus miembros. Sean proactivos y encuentren soluciones que funcionen mejor para su comunidad de fe.


El Rev. Richard H. Gentzler, Jr., es director del Ministerio ENCORE, que equipa a los líderes de la iglesia en la Conferencia de Tennessee para un ministerio intencional por, con y para adultos de mediana edad y maduros. También es el previo director de los ministerios para adultos mayores en Ministerios d eDiscipulado. Este artículo fue publicado originalmente el 5 de marzo de 2020 por la Conferencia Anual de Tennessee. Traducción y adaptación por Aileen Jimenez.