Comunicados de prensa

Other Manual Translations: English

Tradicionalistas, progresistas, centristas y obispos firman acuerdo para efectuar la separación

Members of the Mediation Team. Courtesy of Council of Bishops. 2020.
Members of the Mediation Team. Courtesy of Council of Bishops. 2020.

(Washington, D.C.) – Un grupo diverso de representantes de grupos de abogacía metodistas unidos con puntos de vistas contrarios y obispos de alrededor del mundo han colaborado para proponer un acuerdo para la separación de la Iglesia Metodista Unida que han obtenido el apoyo de todas las partes involucradas.

El acuerdo lleva por nombre Protocol of Reconciliation & Grace Through Separation ( protocolo de reconciliación y gracia por medio de la separación), y fue terminado el 17 de diciembre del 2019, y anunciado el 3 de enero de este año.

La acción se tomó en medio de las grandes tensiones que la iglesia experimenta respecto a puntos de vista conflictivos en relación a la sexualidad humana después que, en el año 2018, la sesión especial de la Conferencia General no lograra resolver las diferencias entre los miembros de la iglesia.

El protocolo es un documento de ocho páginas que detalla los términos de la separación de más o menos 13 millones de miembros de la denominación. Se espera que legislación para implementar el protocolo aparezca antes de la Conferencia General para que ésta vote en su reunión legislativa a llevarse a cabo en Minneapolis, Minnesota, mayo de 2020.

Este grupo de 16 personas se formó como resultado de una consulta iniciada por los obispos de las conferencias centrales que se localizan fuera de los Estados Unidos. Los partidos pidieron la ayuda de prominente abogado Kenneth Feinberg, quien se especializa en mediación y resolución alternativa de disputas. Feinberg ha servido como Director del Fondo de Compensación para las víctimas de 11 de septiembre y administrador del Fondo de Compensación de víctimas de los desastres producidos por Deepater Horizon de la compañía British Petroleum, junto con otros casos complejos. Feinberg proveyó sus servicios pro bono. 

El grupo no oficial se reunió por varios meses y llegaron a un acuerdo firmado por personas asociadas con todos los constituyentes de la IMU para apoyar mutuamente un camino a la separación, venciendo diferencias entre otros planes para ser considerados por la Conferencia General. “Los suscritos proponen restructurar la Iglesia Metodista Unida por medio de una separación como el mejor medio de resolver nuestras diferencias, permitiendo a cada parte de la iglesia que permanezca fiel a su entendimiento teológico, a la vez que se reconoce la dignidad, igualdad, integridad y respeto de cada persona”, dice la declaración del protocolo.

Los que firman el documento incluyen a representantes de Europa, África, Filipinas y los Estados Unidos, e incluye a personas que representan a: UMCNext, Mainstream UMC, Uniting Methodists, The Confessing Movement, Good News, The Institute on Religion & Democracy, the Wesleyan Covenant Association, Affirmation, Methodist Federation for Social Action, Reconciling Ministries Network  y the United Methodist Queer Clergy Caucus, así como obispos de los Estados Unidos y todo el mundo. Los suscritos han prometido trabajar juntos para apoyar la propuesta y desarrollar una legislación para implementarla.

El protocolo anticipa la formación de una nueva denominación metodista tradicionalista. Una vez formada, la nueva iglesia recibirá 25 millones de dólares en los siguientes cuatro años y renunciará cualquier otra pretensión de propiedad de los bienes de la IMU. Otros dos millones adicionales se van a reservar para potenciales nuevas denominaciones metodistas que podrían emerger de la IMU. Reconociendo el papel histórico del movimiento metodista en la violencia racial, la explotación y la discriminación sistemática, el protocolo dedica 38 millones de dólares para asegurar de que no haya disrupción en ministerios de apoyo para las comunidades históricamente marginalizadas por el racismo.

Bajo este protocolo, las conferencias y congregaciones locales podrán votar para separarse de la IMU y afiliarse a las nuevas denominaciones metodistas creadas bajo este acuerdo dentro de cierto marco de tiempo. Las iglesias que deseen quedarse dentro de la IMU no necesitan votar para ello. Se han creado provisiones para que las entidades que quieran separarse puedan retener sus bienes y deudas. Todos los actuales clérigos y empleados laicos retendrán sus pensiones no importa a qué denominación metodista se unan.

Bajo el protocolo, todos los procesos administrativos o judiciales que tratan con las restricciones del Libro de Disciplina de la IMU en relación a los homosexuales declarados y practicantes o bodas del mismo sexo, así como las acciones para cerrar iglesias, se detendrán hasta que la separación sea completa. El protocolo también habla de un plan que llama a realizar una Conferencia General especial después de la separación de la Iglesia Metodista Unida. El propósito de esta sesión especial será la creación de conferencias regionales, eliminar las actuales prohibiciones en contra de las personas LGBTQ y repeler el plan tradicional.

Hablando a nombre del grupo, el obispo John Yambasu (Sierra Leona) dijo: “todos somos siervos de la iglesia y nos damos cuenta que no somos los principales tomadores de decisiones en estas materias. Más bien ofrecemos con humildad a los delegados de la Conferencia General 2020 el trabajo que hemos realizado en la esperanza de que ayude a sanar el daño y conflicto en el cuerpo de Cristo y nos libere para tener un testimonio más efectivo del reino de Dios”.

Los suscritos del protocolo han provisto de un FAQ document  para entregar información adicional acerca del acuerdo. Comentarios y preguntas puede ser dirigidos a los suscritos escribiendo a [email protected].

El 13 de enero, los miembros del Equipo de Mediación llevaron a cabo una transmisión que entregó más explicaciones acerca del plan.

La presente declaración es emitida por la Oficina del Concilio de Obispos a nombre de los miembros de Equipo de Mediación.

MIEMBROS DEL EQUIPO DE MEDIACIÓN

  • Obispo Christian Alsted ([email protected]), Área Episcopal de Nórdico-Báltico
  • Rev. Thomas Berlin ([email protected]), representando a UMCNext, Mainstream UMC, Uniting Methodists
  • Obispo Thomas J. Bickerton ([email protected]), Área Episcopal de Nueva York
  • Rev. Kieth Boyette ([email protected]), representando The Confessing Movement, Good News, IRD/UM Action, y el Wesleyan Covenant Association
  • Obispo Kenneth H. Carter ([email protected]), Área Episcopal de la Florida
  • Rev. Junius Dotson ([email protected]), representando UMCNext, Mainstream UMC, United Methodists
  • Obispa LaTrelle Easterling ([email protected]), Área Episcopal de Washington
  • Rev. Egmedio “Jun” Equila, Jr. ([email protected]), Conferencia Central de las Filipinas
  • Obispa Cynthia Fierro Harvey ([email protected]), Área Episcopal de Louisiana
  • Obispo Rodolfo Rudy Juan ([email protected]), Área Episcopa de Davao, Filipinas
  • Janet Lawrence ([email protected]), representando Affirmation, Methodist Federation for Social Action, y Reconciling Ministries Network
  • Rev. David Meredith ([email protected]), representando Affirmation, Methodist Federation for Social Action, y Reconciling Ministries Network, miembro de UM Queer Clergy Caucus
  • Patricia Miller ([email protected]), representiando The Confessing Movement, Good News, IRD/UM Action, y Wesleyan Covenant Association
  • Randall Miller ([email protected]), representando Affirmation, Methodist Federation for Social Action, y Reconciling Ministries Network
  • Obispo Gregory Vaughn Palmer ([email protected]), Área Episcopal de Ohio West
  • Obispo John K. Yambasu ([email protected]), Área Episcopal de Sierra Leone 

Si tiene preguntas o comentarios, por favor comuníquese: [email protected].

RECURSOS ADICIONALES