Ministerios En Línea & Comunicación Social

Other Manual Translations: English 한국어

La transición a grupos pequeños híbridos

More and more churches are transitioning to hybrid gatherings for small-group studies and Sunday school. With some good planning, you can ensure that these gatherings become great experiences for those attending online as well as in person. Photo by Terrance Hurst courtesy of Unsplash.
More and more churches are transitioning to hybrid gatherings for small-group studies and Sunday school. With some good planning, you can ensure that these gatherings become great experiences for those attending online as well as in person. Photo by Terrance Hurst courtesy of Unsplash.

Con la llegada de la pandemia Covid-19, la gente ha cambiado la manera de relacionarse con la iglesia.

Aunque siempre se tendrá un espacio para asistir en persona en cada iglesia, el uso de la tecnología para satisfacer las necesidades espirituales, ya sea por medio de reuniones, de grupos en línea o de los servicios transmitidos en línea, han pasado de la periferia del discipulado al centro mismo.

En la transición de regresar a los servicios presenciales, nos enfrentamos a una nueva realidad en nuestras clases de escuela los domingos y las sesiones de grupos pequeños: las reuniones hibridas.

Hay muchas razones por las que la gente decide reunirse en un grupo pequeño virtual. Un Enfoque hibrido de los grupos más pequeños puede permitir a los miembros mantenerse más conectados y creciendo en su Fe. La enfermedad, los cuidados, los viajes o los problemas de transporte no tienen por qué ser un obstáculo para la participación.

Aunque las reuniones híbridas no están exentas de problemas, pueden tener éxito si se planifican bien.

TECNOLOGIA DE VIDEO

Lo primero que se debe tener en cuenta, es como van a estar presentes los asistentes a la reunión. Dependiendo de cada persona, cada uno se sentirá más o menos cómodo o en familia dentro de las reuniones en línea.

Así mismo poner a las personas asistentes que participan en la reunión de Zoom en un computador al final de la mesa, no es para nada deseable, si es posible lo que se quiere es una experiencia en línea más cercana a la experiencia en persona.

Para algunos grupos pequeños, es más fácil asegurar que cada persona que se conecte remotamente tenga su propio dispositivo (teléfono, tableta, ordenador, etc.) y que se conecte a través de FaceTime, etc. Este enfoque puede acercar la experiencia a la de estar realmente en la sala.

En el caso de grupos más grandes, es conveniente tener un proyector de video o un televisor de pantalla grande y conectarlo a un ordenador portátil a través de Zoom. Si se hace esto, asegúrese de colocar el portátil debajo de la pantalla para que la gente pueda mirar en la dirección correcta cuando hable.

Por supuesto, algunas personas estarán familiarizadas con las soluciones de conferencia empresarial, pero éstas funcionan mejor con un soporte informático profesional, que muchas iglesias no llegan a tener.

Por suerte, la pandemia ha traído consigo varias soluciones fáciles de usar. Si tienes dinero suficiente, hay varias herramientas disponibles que se especializan en hacer que las reuniones híbridas se sientan mejor conectadas.

Por ejemplo, la cámara de 360 grados de Meeting Owl Pro acerca automáticamente a los oradores presenciales, para que los participantes en línea puedan verlos y oírlos mucho mejor. Así mismo este cuenta con una serie de micrófonos para ayudar a que el audio importante, aparezca en primer plano y ayude a minimizar el ruido de fondo.

TECNOLOGIA DE AUDIO

Hablando de audio, es maravilloso verse unos a otros, para la mayoría de las clases de escuela dominical y los grupos pequeños, oírse unos a otros suele ser mucho más importante.

Para estar seguros que el audio es bueno, es importante probar la ubicación de cualquier dispositivo que se utilizará para la videoconferencia. Es importante asegurarse que los altavoces usados sean lo suficientemente fuertes y que el micrófono sea capaz de captar una voz desde el otro lado de la habitación, para la mayoría de las configuraciones, esto puede significar añadir altavoces y posiblemente un micrófono externo.

Puede ser que su iglesia tenga uno que otro altavoz antiguo para computador que puede usar y sacarles provecho, pero si usted está necesitando una solución más moderna y sin cables incomodos, un altavoz bluetooth económico como el UE Wonderboom es perfecto para ayudar todo el mundo a escuchar la conversación. Si está en una habitación demasiado grande, puede que requiera cambiarse al JBL Extreme2.

Añadir un micrófono, también será una elección importante. 

La mejor opción sería dar a cada persona de la sala su propio micrófono, eso no es ni mucho menos factible. En su lugar, puedes comprar un micrófono omnidireccional, que recoge el sonido en todas las direcciones. Una gran opción es el Shure MV-88, está hecho para su uso con dispositivos móviles e incluso viene en un kit con un soporte de mesa para que sea una solución "plug and play".

Aunque puede ser un poco más difícil de configurar, otra opción es una combinación de micrófono y altavoz bluetooth. Se trata de la nueva generación de sistemas de llamada de conferencia que solían estar en el centro de todas las mesas de conferencia de las empresas. Anker fabrica un modelo bien calificado que sólo cuesta $129 dólares.

INCLUYENDO A TODOS LOS QUE ESTÁN EN LÍNEA

Cuando se dan los pasos para permitir reuniones híbridas, la tendencia puede ser como planificar una reunión en persona y añadir tecnología para que la gente la vea. Por lo general, esto puede convertir a los que se unen a través de Internet en participantes de segunda clase.

La planificación adecuada para grupos híbridos, requiere que se piense intencionadamente cómo participarán los que se unen por Internet a la reunión. Aquí están 9 preguntas que se deben responder para convertir un grupo pequeño presencial, en uno híbrido:

1. Si los suministros se reparten en persona, ¿Cómo se hará la distribución, para los que se inscriben en línea?

2. Si hay una actividad presencial (manualidades, juegos, etc.), ¿Cómo se involucrarán los que están en línea, desempeñarán un papel completo o central en la actividad?

3. Si se muestran diapositivas en una pantalla, ¿Cómo podrán los participantes en línea ver esas diapositivas al mismo tiempo?

4. Si se reproduce un DVD, ¿cómo verán el vídeo los participantes en línea?

5. Si hay debates en grupos pequeños, ¿Cómo se incluirá a los participantes en línea sin que sus comentarios se oigan por encima del resto de la sala?

6. Si se produce un debate entre todo el grupo, ¿Cómo indicará una persona en línea que le gustaría hablar?

7. Si se toma nota de la asistencia o se recoge una ofrenda, ¿Cómo podrá participar una persona en línea?

8. ¿Quién se encargará de configurar/probar/resolver los problemas de la tecnología antes de que comience la clase?

9. ¿Quién se encargará de controlar quién habla e invitar a los espectadores en línea a formar parte de la conversación?

IMAGINE LA PARTICIPACIÓN ASÍNCRONA

Nosotros hemos gastado muchas horas en transmitir contenido a toda la gente a través de lecciones grabadas en video, que no requieren que todos estén en la misma sala, al mismo tiempo.

Para algunas personas, la habilidad de parar y reflexionar de un tema mientras se está dictando la conferencia o rebobinarla después de distraerse puede ser una mejor forma de consumir información.

¿Y si usted se imaginara todo el grupo como una experiencia híbrida? ¿Y si todos recibieran un enlace a un vídeo de enseñanza que pudieran ver por su cuenta antes de la reunión del grupo? De este modo, cuando la clase se reúna, no habrá sensación de estar apurando una lección o una conversación porque no hay tiempo suficiente. Todo el tiempo que pasen juntos podrá dedicarse a lo que mejor se vive de forma sincronizada: la conversación.

Ya sea que esté preparando un salón de aprendizaje híbrido de última generación o que simplemente se permita a las personas que están de vacaciones que se conecten a la escuela dominical desde su teléfono, los grupos pequeños híbridos están aquí para quedarse. Y, con un poco de pensamiento y preparación, usted puede llevar sus enseñanzas y discipulado al siguiente nivel.


Jeremy Steele es el pastor asociado de Los Altos UMC en Los Altos, California, así como escritor y orador. Puede encontrar una lista de todos sus libros, artículos y recursos para las iglesias, incluido su libro más reciente, All the Best Questions, en su sitio web: JeremyWords.com.