El arte necesita a la iglesia: Cómo crear comunidades artísticas

Is your church in position to create an artisan community? Doing so can lead to developing greater connection within your overall community and also showcase the talents that God has given each of us. Photo by Kai Oberhauser courtesy of Unsplash.
Is your church in position to create an artisan community? Doing so can lead to developing greater connection within your overall community and also showcase the talents that God has given each of us. Photo by Kai Oberhauser courtesy of Unsplash.

Al crear una obra de arte, se podría experimentar un indicio de lo que probablemente sintió Dios, y al hacerlo, también se puede ser capaz de comprender aún más el amor de Dios.

A pesar del bello ejemplo que nos da Dios, muchas personas no incorporan las artes a su vida espiritual. La creación de una comunidad de artistas centrada en la fe puede ayudar a cambiar esta situación. Es más, una comunidad de artistas puede ser la forma perfecta de reunir a personas de varias generaciones en un mismo ministerio.

Algunas ideas para empezar.

Organice a algunos artistas para iniciar el proceso

Debe ser un esfuerzo compartido. Al igual que con cualquier nueva iniciativa, se necesita un líder que entienda que el "por qué, el "cómo" y el "qué" del ministerio son muy importantes.

Dedique tiempo a determinar el "por qué" y el "qué" del ministerio

¿Por qué debemos fomentar la creatividad en la iglesia y en la comunidad en general? ¿Qué artes desea cultivar?

La fotografía, la pintura, la escritura, la improvisación y el teatro, el cine, la danza, el diseño gráfico, la cerámica y la escultura son todas posibilidades. Para inspirarse, consulte Art House America y Renew the Arts.

Determine cómo va a interactuar y trabajar con la comunidad

Puede reunir a artistas de todas las disciplinas o agruparlos por disciplinas. Sus instalaciones y las necesidades le indicaran cómo organizar las cosas.

La creatividad no empieza y se detiene durante una hora el miércoles por la noche, por lo que es posible que no se necesiten reuniones periódicas. Es posible que los participantes quieran reunirse para compartir su trabajo y discutir proyectos individuales. Los talleres pueden ser un buen motivo para las reuniones semanales. Si los artistas se reúnen para trabajar, asegúrese de que su espacio tenga buena luz natural para que las personas puedan pintar o esculpir. Además, proporcione el entorno adecuado para poder dedicarse a otras artes. No dude en preguntar qué necesitan los artistas antes de crear un espacio.

El ambiente que ofrezca mostrará a los artistas el gran interés que tiene la iglesia por esta nueva comunidad. Designe y diseñe el o los espacios de acuerdo con lo que se necesita. Los colores del lugar y las exhibiciones pueden servir de inspiración.

Un grupo de improvisación o danza necesita un espacio abierto. Las herramientas y el mobiliario para pintar y dibujar serían útiles para un grupo de artes visuales. Facilite el acceso a un ordenador con un software adecuado; Esto beneficiará especialmente a los grupos de fotografía y artes gráficas.

Decida los esfuerzos iniciales para la iglesia

Algunas ideas son:

  • Crear una galería de arte para la Semana Santa o el Adviento.
  • Asociarse con un restaurante o un café local para exponer las artes visuales.
  • Trabajar con un teatro o un café (que tenga un escenario) para organizar una lectura de poesía.
  • Trabaja con el departamento de obras públicas de su ciudad para realizar proyectos de embellecimiento en la comunidad.
  • Reunir pequeñas historias o recuerdos de la iglesia y crea un libro impreso.
  • Utilizar fotografías de la comunidad para crear un libro de fotos sobre la misma.
  • Invitar a artistas para que compartan su talento con la comunidad.
  • Trabajar con el o los pastores para utilizar elementos artísticos en una serie de sermones.
  • Integrar a la comunidad de artistas en la adoración: al pintar durante el servicio, utilizando las imágenes de los fotógrafos para los fondos de PowerPoint o las ilustraciones para el sermón.
  • Hacer videos de cada ministerio de la iglesia.
  • Compartir poemas, improvisación o música con los adultos mayores o incluso con un ministerio en la prisión.
  • Organizar jornadas de fotografía familiar en las que las familias de la comunidad puedan beneficiarse con imágenes creativas.
  • Crear obras de arte para los nuevos propietarios de viviendas que conozca a través de Habitat for Humanity (Hábitat para la Humanidad) o para las personas que participen en los programas para mujeres maltratadas y/o en los programas de recuperación que ofrece la iglesia.
  • Crear proyectos de arte público para la comunidad.
  • Ofrecer becas y ayudas a los artistas de la comunidad.
  • Recolectar equipos o suministros donados para apoyar y fomentar la participación.
  • Hacer que cada participante proponga una gran idea para involucrar a todos en una obra común. Continuamente, hacer una votación de grupo o elegir una idea para apoyarla financiera y físicamente (similar al concepto de KickStarter).
  • Trabaje con The Artist's Way (El Camino del Artista), un libro de trabajo que ayuda a los artistas experimentados y principiantes a sacar su lado creativo.

Promueva la nueva comunidad dentro y fuera de la iglesia

Si bien es posible que no estén buscando una iglesia, los artistas pueden estar buscando una comunidad con otros que se interesen por su arte. Promueva la comunidad en cafés, tiendas de arte y a través de otros grupos artísticos locales, tanto en persona como en línea.

Considere la posibilidad de anunciar su grupo a través de Facebook, IAM : Movimiento Internacional de las Artes, Poetas y Escritores, así como MeetUp.

Reúna a los líderes del ministerio al final del trabajo inicial

Reúnanse para evaluar los aspectos positivos y negativos, y planear nuevos proyectos para apoyar a la comunidad que ha surgido.