Formación Espiritual

El Sacramento de la Santa Comunión II

Pastor/a – El Señor este con ustedes

Congregación – Y también contigo

Pastor/a – Levanten sus manos

Congregación – Las levantamos hacia el Señor

Pastor/a – Demos gracias al Señor nuestro Dios

Congregación – es justo darle gracias y alabarlo

Pastor/a –

Es justo, digno y nos alegra darte gracias siempre
y en todas partes Padre Todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.

Y así, con tu gente en la tierra
y toda la compañía del cielo,
alabamos tu nombre y nos unimos a tu himno eterno:

Congregación –

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.

Pastor/a –

Santo eres, y bendito es tu Hijo Jesucristo.
Mediante el bautismo de su sufrimiento,
muerte y resurrección, diste a luz a tu iglesia,
nos liberaste de la esclavitud del pecado y de la muerte
e hiciste una alianza nueva
con nosotros mediante el agua y el Espíritu.

La noche en la que se entregó por nosotros
tomó pan, te dio gracias, partió el pan,
se lo dio a sus discípulos y dijo:
«Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado;
haced esto en memoria de mí». Lucas 22:19 (RVR1960)
Cuando terminó la cena, tomó la copa,
dio las gracias, se la dio a sus discípulos y dijo:
«Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre;
haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí».
1 Corintios 11:25 (RVR1960)

Y así,
En memoria de estos actos poderosos en Jesucristo,
nos ofrecemos en alabanza y acción de gracias,
como un sacrificio santo y viviente,
en unión con la ofrenda de Cristo por nosotros,
al proclamar el misterio de la fe.

Congregación — 

Cristo ha muerto;
Cristo ha resucitado; Cristo vendrá de nuevo.

Pastor/a –

Derrama el Espíritu Santo sobre todos nosotros reunidos aquí,
y sobre estas ofrendas de pan y vino.
Haz que sean para nosotros el cuerpo y la sangre de Cristo,
para que podamos ser para el mundo el cuerpo de Cristo,
redimido por su sangre.

Por tu Espíritu haznos uno con Cristo,
uno con el otro,
y uno en el ministerio para todo el mundo,
hasta que Cristo venga en la victoria final,
y nos deleitemos en su banquete celestial.

Por tu Hijo Jesucristo,
con el Espíritu Santo en tu santa iglesia,
todo honor y toda gloria es tuya, Padre todopoderoso,
ahora y siempre.

Congregación – Amén

Pastor/a – Y ahora, con la fe de los hijos de Dios, oremos:

La oración, Padre Nuestro

Parte el pan

El/la pastor/a parte el pan y luego levanta la copa, en silencio o con las palabras apropiadas.

Ofrecimiento del pan y la copa

El pan y el vino se reparte a las personas, intercambiando estas palabras.

El cuerpo de Cristo te es entregado. Amén.

La sangre de Cristo te es entregada. Amén.

La congregación canta alabanzas mientras recibe el pan y la copa.

Cuando todos hayan recibido el pan y el vino la mesa del Señor se pone en orden.

El/la pastor/a de la congregación puede dar gracias después de la comunión.

Himno o Canción

Pastor/a – concluye con la bendición.

Pueden ir en paz.
La gracia del Señor Jesucristo y el amor de Dios
y la comunión del Espíritu Santo sea con todos ustedes

Congregación – Amén


Esta es una traducción del documento original. Traducción y adaptación por Magda Velander. Descargar en formato pdf: español | inglés