Translate Page

Vea como su iglesia puede atraer a una gran multitud con el marketing de eventos

Spending a little extra time on the marketing end of your event will very likely pay off with more smiling faces in attendance when the event finally rolls around. Photo by Gift Habeshaw courtesy of Unsplash.
Spending a little extra time on the marketing end of your event will very likely pay off with more smiling faces in attendance when the event finally rolls around. Photo by Gift Habeshaw courtesy of Unsplash.

Ha anunciado su evento en los cultos de la iglesia y lo ha publicado en el boletín de la iglesia o en la hoja informativa. Sin embargo, cuando el evento se celebra realmente, la asistencia está por debajo de lo que usted esperaba.

El problema: La mayor parte del tiempo que se dedica a la planificación de un evento se centra en lo que va a ser, en cómo va a funcionar y en otros aspectos logísticos del propio día.

La solución: Hay que dedicar más tiempo a cómo conseguir que la gente asista.

Si se dedica más tiempo al marketing, más personas tendrán la oportunidad de aprovechar los beneficios de la preparación del evento.

El primer paso para el éxito es identificar a su público objetivo y las mejores herramientas para llegar a ese grupo. Aproveche la tecnología, pero no olvide el anticuado marketing de boca en boca. 

He aquí algunas herramientas a tener en cuenta:

Cree un evento en Facebook. Si no tiene una página de Facebook, cree una. Una vez que la página de Facebook esté en marcha, puede crear un evento para su página de Facebook. Facebook le muestra todos los pasos para crear un evento. Cuando haya terminado, comparta el evento con sus amigos y pídales que compartan el enlace del evento con sus amigos.

Busque en sitios de redes en línea. Busque en LinkedIn y otros sitios de redes online grupos de su zona que puedan mostrar interés en las actividades de su iglesia. Únase a esos grupos y publique noticias sobre su evento. Considera la posibilidad de publicar incluso cuando no tenga un evento para que los miembros del grupo sepan que quiere interactuar con ellos.

Utilizar el patrocinio comercial. Identifique organizaciones, empresas y medios de comunicación que puedan ayudar a compartir su mensaje. Por ejemplo, una tienda de comestibles local puede colocar folletos en sus bolsas. La emisora de radio local podría aceptar anunciar su evento en antena. 

Acérquese a ellos con una oportunidad comercial, incluyendo detalles sobre los beneficios que recibirán. A cambio de su ayuda en la promoción, puede reconocerlos como patrocinadores del evento. Incluya su logotipo en los materiales impresos, como folletos, programas de eventos y señalización. Inclúyalos en las menciones en línea en su sitio web y en las redes sociales. Asegúrese también de reconocer su apoyo en su evento. 

Después de un evento, haz un seguimiento con una carta de agradecimiento. Proporcione una lista de las formas en que conectó el nombre de su organización con su evento para que quede constancia de ello. Si tiene historias de impacto del evento, comparta una o dos para hacerles saber lo que ayudaron a hacer posible.

Establezca recompensas de contratación. Sus mejores vendedores son las personas que ya están involucradas en su iglesia. Cree premios de incentivo para que traigan a otras personas al evento.

Acuda a los amigos de su comunidad. Los centros comunitarios, los complejos de apartamentos, las iglesias y otros lugares donde se congrega la gente en su zona ofrecen excelentes recursos de marketing. Dado que la mayoría de los grupos tienen sus propios eventos que promover, pueden estar dispuestos a compartir los detalles de su evento (en un boletín, un volante o en la próxima reunión) a cambio de que usted comparta las noticias de su evento con su congregación.

No olvide otros eventos. Incluya información sobre otras actividades próximas en cada evento. Pida a los asistentes sus datos de contacto para informarles de futuras actividades. Con esa información, elabore una base de datos y utilícela para promocionar su próximo evento.

Recuerde que el acto en sí no es el final del proceso de marketing. Al principio de cada evento, pida a los participantes que completen una breve encuesta sobre lo que les gusto de su evento. Enumere todos los esfuerzos de marketing que haya realizado. Incluya un campo para enumerar quién los invitó. (Esta persona puede resultar ser alguien a quien reclutar como voluntario). Incluya una categoría de "otros", con espacio para comentarios generales.

Identificar algunas formas inesperadas de llegar a la gente puede impulsar la participación. Si pone en práctica algunas de estas medidas, puede que se encuentre añadiendo unas cuantas sillas más en el próximo evento.