Ministerios En Línea & Comunicación Social

Other Manual Translations: English

Cómo fomentar la interacción social en una era de bullies cibernéticos

Photo by Grianghraf on Unsplash
Photo by Grianghraf on Unsplash

Parte del ministerio de la iglesia es entablar relaciones. Como ocurre en las relaciones en persona, la comunicación por internet debe incluir ambas partes.

Cuando usted (u otro líder o voluntario) interactúa en algún medio social a nombre de su iglesia, usted desea promover buenos comentarios y conversaciones. Si no está segura de cómo hacer que la gente se involucre y de cómo cultivar relaciones por internet, aquí le damos algunas ideas para empezar.

  • Haga preguntas que provoquen la reflexión
  • Publique blogs de invitados
  • Comparta contenido interesante
  • Use elementos visuales
  • Comparta una historia
  • Cree sondeos y encuestas
  • Hable de asuntos actuales (pero no se meta en discusiones políticas)
  • Publique con frecuencia y consistentemente
  • Dele un “me gusta” a los comentarios

Desafortunadamente, los acosadores y matones del internet complican las conversaciones.

Los acosadores de la cibernética (bullies) se parecen a los acosadores en persona. Estos individuos envían mensajes amenazantes y publican cosas maliciosas. Algunas veces envían emails derogatorios o crean sitios web para atacar a individuos, iglesias o ministerios con la intensión de acosar e intimidar.

Las personas que ofenden y provocan (trolls) hacen algo similar, pero su acoso por lo general se limita a publicaciones o comentarios odiosos u obscenos. Los trolls o provocadores instigan a la gente a que se metan en argumentos por internet, y les encanta provocar reacciones negativas. Usan la crítica, los insultos y las opiniones inflamatorias para enojar a la gente y lograr su atención.

Según un estudio de Pew Research, el 73% de los adultos que usan el internet han sido testigos del acoso por internet, y un 40% lo han experimentado. El número sigue creciendo, lo que significa que las iglesias, pastores y líderes no son inmunes a estos ataques. ¿Qué se puede hacer en cuanto a los acosadores del internet? ¿Cómo crear una conversación y experiencia en línea que sea significativa, a la vez manejar a esta gente difícil?

ELIMINE EL ANONIMATO

Es fácil decir y hacer cosas cuando nadie sabe quién soy. El esconderse detrás de una pantalla hace que la gente se sienta avalentonada. Cuando sea posible, hay que exigir que la gente que haga comentarios se identifique.

ESTABLEZCA REGLAS

Investigue cada plataforma de los medios sociales para determinar qué reglas se pueden establecer. Por ejemplo, Facebook requiere que uno cree una lista de reglas cuando establezca un grupo, y usted puede publicar estas reglas en la página informativa. Considere publicar una política para comentarios en su página web, para que todos sepan lo que se espera de ellos. Muchos anfitriones de sitios web alientan a los bloggers a que escriban un corto reglamento acerca de los tipos de comentarios que se aceptan.

ENFATICE LA EMPATÍA

Aunque difícil, es importante que usted no sólo predique sobre la empatía sino que también la practique, incluso con gente que parece determinada a causar problemas. Ore antes de responder, y no se muestre altanero, defensivo o combativo. Recuerde, su auditorio está al tanto para ver cómo es que usted manejar la situación. No busque la revancha y sea un buen ejemplo de cómo responder. Evite avergonzar en público al acosador. Trate de abordar el asunto en privado por algún otro medio.

EVALÚE MOTIVOS E INFLUENCIA

Es difícil determinar por qué la gente hace lo que hace. Con todo, es bueno tratar de averiguarlo. Cuando alguien comenta algo negativo, pregúntese:

  • ¿Tiene esta persona una preocupación legítima o una crítica honesta?
  • ¿Es esta persona parte regular de su comunidad en línea o en persona, o es más bien una persona que de pronto se metió en la conversación?
  • ¿Parecen las opiniones o comentarios de esta persona innecesariamente maliciosos o hirientes?
  • ¿Ataca esta persona una posición o persona?
  • ¿Tiene esta persona una historia de causar conflicto? (averigüe en los medios sociales o la información pública).
  • ¿Cuán influyente es esta persona? ¿Se trata de tan solo una táctica para llamar la atención?

Cuando uno calcula la motivación que lleva a alguien a decir algo, uno estará en una mejor posición para decidir si el acosador debe ser confrontado o si solo se debe orar por él. Esto ayudará a saber si uno debe bloquear a un troll o si quizá podría ser un amigo.

BUSQUE UNA RESOLUCIÓN PACIFICA

¿Cómo promover la paz cuando lo negativo golpea su página Facebook u otras cuentas de los medios sociales? Mientras que cada plataforma ofrece una variedad de respuestas de cómo manejar a los acosadores, considere las siguientes opciones:

  • Ignore los comentarios de la persona
  • Esconda los comentarios
  • Responda en forma directa o en privado
  • Borre los comentarios y bloquee la persona de todas sus cuentas
  • Informe acerca de esta persona a las autoridades apropiadas

Si decide responder, recuerde que debe hacerlo con amor y discreción. Si se trata de una persona que usted conoce personalmente o alguien de su iglesia local, encuentre una manera de mover la conversación fuera del internet, mejor si es en persona. Si es necesario tener una conversación por internet –por razones de salud u otras– no lo haga usando mensajes de texto, sino que use algo como Zoom para que puedan verse y así la conversación sea más humana. Trate de encontrar terreno común y no tema reírse de sí mismo. Limite sus respuestas. Si la persona ignora sus intentos de buscar la paz, no se meta en una discusión acalorada. Aunque uno puede pasar por alto las críticas en cuanto a políticas o posiciones, jamás se debe permitir el acoso.

El aprender a lidiar con los acosadores y trolls del internet es un paso importante para crear una experiencia positiva para la comunidad en línea. Para trabajar a fin de conseguir resoluciones pacíficas para los conflictos en línea, uno debe crear un plan de respuesta como parte de la guía para medios sociales de su iglesia.

  1. Decida quién será la persona responsable de monitorear y responder a los comentarios o informes negativos.
  2. Que su equipo piense cuáles son los comentarios o situaciones que puede pasarse por alto y cuáles merecen una respuesta.
  3. Cree un plan de acción que indique qué pasos deberán darse cuando un acosador o troll ataque y en qué orden deberán ser abordados.
  4. Esté al tanto de comentarios o publicaciones potencialmente peligrosos. Determine qué autoridades deberán ser notificadas cuando alguien amenaza con daño físico o cuando uno percibe una posible amenaza.
  5. Coloque filtros que automáticamente ocultarán cualquier palabra ofensiva o grosera, y mantenga una lista al día de malas palabras.

Aunque muchas iglesias tienen algún tipo de presencia en los medios sociales, el Covid-19 ha despertado a las iglesias para que vean la necesidad de la interacción en línea. Ya no basta tener una página web. Tampoco es suficiente transmitir servicios en vivo por Facebook. Para alcanzar a la congregación, la comunidad y el mundo por medio del internet, uno debe crear un plan de cómo manejar a los trolls y acosadores, a fin de promover relaciones virtuales positivas.


Tricia K. Brown es escritora, editora, conferencista y maestra de Biblia. Además de ser esposa y madre, es dueña de The Girls Get Together, donde junto a su equipo provee programas para mujeres en iglesias y organizaciones. Consiga en Amazon su último libro: A Year of Yearning: A 12-Month Devotional to Help You Study God's Word More.