Comunicaciones

Other Manual Translations: English

¿Es el micromarketing para su iglesia?

Micromarketing could be an effective strategy to help grow your church. Photo by Dave Akshar courtesy of Unsplash.
Micromarketing could be an effective strategy to help grow your church. Photo by Dave Akshar courtesy of Unsplash.

Desde la creación de marca hasta la gestión de los medios sociales, la presencia pública de la iglesia gira en torno a la comunicación y el mercadeo. El objetivo principal de estos esfuerzos es promover la iglesia o su mensaje a un gran rango de personas.

El micromarketing dirige los esfuerzos publicitarios hacia un grupo específico de individuos. Al dirigirse a un grupo reducido, este tipo de campaña puede ser más personalizada. En el micromarketing, se intenta hacer crecer la audiencia general convenciendo a un número más reducido de personas de que la iglesia es adecuada para su demografía y/o puede satisfacer sus necesidades.

Piense en ello como en un cabezal de ducha. Un chorro de agua concentrado proporciona un chorro estrecho pero potente. Si coloca un objetivo en el fondo de la bañera, este tipo de rociador le da una mejor oportunidad de dar en el blanco. En cambio, el ajuste de «lluvia» proporciona una cobertura más amplia pero menos potente. Esta última opción significa que se mojarán más áreas que las de su grupo objetivo.

El mercadeo tradicional es como la lluvia. Pretende llegar al mayor número posible de personas y espera que el mensaje resuene al menos en algunas. El objetivo del micromarketing es presentar una promoción más sólida y personalizada que despierte interés en un grupo estrechamente definido. 

El micromarketing puede ser más o menos costoso que el mercadeo tradicional. Todo depende de cómo se miren los números. El coste global de una campaña de micromarketing suele ser menos costoso que un plan de marketing tradicional. Como se llega a menos personas, se gasta menos dinero. Sin embargo, el retorno de la inversión (ROI, el coste por persona alcanzada) suele ser mayor.

Por ejemplo, si se gasta 500 dólares en un anuncio de radio que escuchan 500 personas, el retorno de la inversión sería de 1 dólar por persona. Si gasta 200 dólares en un anuncio en una publicación especializada que sólo tiene 100 suscriptores, el ROI es de 2 dólares por persona.

Este tipo de campaña gira en torno a conocer bien a su audiencia y crear confianza con ella. Requiere una investigación profunda, tiempo y paciencia. Hay que conocer bien a las personas a las que se quiere llegar. Y lo más importante, tiene que saber qué necesitan y cómo puede la iglesia satisfacer esas necesidades.

Si está buscando una forma de promocionar una serie de sermones que iniciara la semana que viene, probablemente el micromarketing no sea la forma de hacerlo. Si quiere aumentar la asistencia de personas entre 20 a 30 años, el micromarketing puede ser la solución.

A continuación, tres pasos para empezar.

1. DESARROLLar UN perFil de cosumidor

Para ello, necesitará datos cuantitativos y cualitativos.

Los datos cuantitativos incluyen datos demográficos básicos: edad, ubicación, sexo e intereses generales. Este tipo de datos puede obtenerse a partir de herramientas de análisis y conocimiento de las redes sociales, conocimiento personal u observación.

La segunda parte de este paso consiste en recoger datos cualitativos. Tendrá que determinar dónde se reúne el grupo, qué intereses concretos les une, qué les gusta, qué no les gusta y qué necesitan. A menudo, puede descubrir esta información a través de conversaciones informales con varias personas del grupo o mediante un cuestionario o una encuesta con preguntas muy concretas.

Una vez recogidos los datos, crear un perfil del tipo de individuo al que se quiere llegar.

2. DETERMINar SU MENSAJE

Utilizando el perfil, determine cómo la iglesia puede ofrecer ministerio a este grupo. Identifique cómo va a satisfacer sus necesidades y qué aspectos de la iglesia les resultarán atractivos. A continuación, elabore un mensaje que se base en estos puntos.

3. DECIDir CÓMO VA A TRANSMITIR SU MENSAJE

No es muy probable que una campaña en vallas publicitarias llegue al mismo grupo de personas que un anuncio de radio. Un anuncio en el periódico puede llegar a un grupo mientras que una campaña en las redes sociales tiene más probabilidades de llegar a otro. la investigación deberá dar una indicación de dónde se encuentra su público objetivo. Utilice esa información para determinar cómo y dónde transmitir el mensaje que desea enviar.

La mayoría de las iglesias exitosas reconocen el valor de los planes de mercadeo eficaces. Una iglesia tiene la responsabilidad de hacer crecer y alimentar la fe de sus feligreses. También tiene la responsabilidad de buscar a los que no van a la iglesia y presentarles el mensaje del Evangelio. El micromarketing puede ser una forma eficaz y única de cumplir esa misión.


Tricia K. Brown es escritora, editora, conferencista y maestra de Biblia. Además de ser esposa y madre, es dueña de The Girls Get Together, donde junto a su equipo provee programas para mujeres en iglesias y organizaciones. Consiga en Amazon su último libro: A Year of Yearning: A 12-Month Devotional to Help You Study God's Word More.