Ministerios de discipulado

Other Manual Translations: English 한국어

Cuaresma 101

Photo by Beth Richardson. This is one of the altar settings at The Upper Room's SOULfeast conference (2009).
Photo by Beth Richardson. This is one of the altar settings at The Upper Room's SOULfeast conference (2009).

¿QUÉ ES LA CUARESMA?

La Cuaresma es un periodo del año cristiano en el que los cristianos se centran en la vida sencilla, la oración y el ayuno para acercarse a Dios.

¿CUÁNDO SE CELEBRA LA CUARESMA?

Son los 40 días que preceden a la Pascua. La Cuaresma excluye los domingos porque cada domingo es como una pequeña Pascua. Básicamente, es una décima parte del año (como un diezmo de tiempo). El Mardi Gras es el día anterior a la Cuaresma, que comienza con el Miércoles de Ceniza.

¿MARDI GRAS? ¿QUÉ TIENE QUE VER CON JESÚS?

Mardi Gras significa "martes gordo" en frances. Se refiere al día anterior al comienzo de la Cuaresma. Como la Cuaresma siempre empieza un miércoles, el día anterior es siempre un martes. Y se llama "Gordo" o "Grande" porque se asocia con grandes comidas y fiestas. En tiempos anteriores, la gente utilizaba la Cuaresma como un tiempo de ayuno y arrepentimiento. Como no querían verse tentados por los dulces, la carne y otras distracciones en la casa, limpiaban sus armarios. Consumían todo el azúcar y la levadura de los panes dulces antes de que empezara la Cuaresma, y preparaban comidas con toda la carne disponible. ¡Era una gran fiesta!  A lo largo de los años, el Mardi Gras ha evolucionado (en algunos lugares) hasta convertirse en una fiesta bastante salvaje que poco tiene que ver con la preparación del tiempo de Cuaresma de arrepentimiento y simplicidad. Ah, bueno. Pero los cristianos siguen conociendo su origen y se aferran al verdadero espíritu de la temporada.

¿ASÍ QUE EL COMIENZO DE LA CUARESMA ES EL MIÉRCOLES DE CENIZA?

Sí. El Miércoles de Ceniza, el día después del Mardi Gras, suele comenzar con un servicio en el que reconocemos nuestra mortalidad, nos arrepentimos de nuestros pecados y volvemos a nuestro Dios amoroso. Reconocemos que la vida es un precioso regalo de Dios y volvemos a orientar nuestras vidas hacia Jesucristo. Podemos hacer propósitos y comprometernos a cambiar nuestras vidas durante los próximos cuarenta días para parecernos más a Cristo. En un servicio de Miércoles de Ceniza, normalmente el pastor o la pastora marca la señal de la cruz en la frente de las personas, utilizando cenizas.

10 cosas que puedes practicar durante el tiempo de la Cuaresma.

  1. Intenta un ayuno electrónico
  2. Empieza un ritmo de oración
  3. Profundiza tu conocimiento
  4. Perdona a alguien que no lo merezca
  5. Renuncia a algo
  6. Crea un tiempo de silencia diario
  7. Cultiva una vide de gratitud
  8. Visita los Salmos Visuales
  9. Hazte voluntario/a
  10. Ora

VER / DESCARGAR LISTA

¿POR QUÉ LA CENIZA?

En la historia judía y cristiana, las cenizas son un signo de mortalidad y arrepentimiento. Mortalidad, porque cuando morimos, nuestros cuerpos acaban por descomponerse y nos convertimos en polvo/tierra/ceniza/lo que sea. Arrepentimiento, porque hace mucho tiempo, cuando la gente sentía remordimiento por algo que había hecho, se ponía ceniza en la cabeza y se ponía "saco" (ropa rasposa) para recordar que el pecado es bastante incómodo y lleva a una especie de muerte del espíritu. Esta era su manera de confesar sus pecados y pedir perdón.

¿DE DÓNDE VIENEN LAS CENIZAS?

En lo que ahora llamamos Domingo de Ramos, Jesús entró en Jerusalén montado en un burro mientras la gente agitaba las palmas y lo aclamaba. Menos de una semana después, Jesús fue asesinado. Las palmas que se agitaron con alegría se convirtieron en cenizas de dolor. Obtenemos cenizas para el Miércoles de Ceniza guardando las palmas del Domingo de Ramos, quemándolas y mezclándolas con un poco de aceite. Es algo simbólico.

¿QUÉ HACEN LOS CRISTIANOS CON LAS CENIZAS?

En un servicio de Miércoles de Ceniza, se invita a la gente a pasar al frente para recibir la ceniza. El ministro hará una pequeña cruz en la frente manchando las cenizas. Mientras que las cenizas nos recuerdan nuestra mortalidad y pecado, la cruz nos recuerda la resurrección de Jesús (la vida después de la muerte) y el perdón. Es una forma poderosa y no verbal de experimentar el perdón y la renovación de Dios al volver a Jesús.

¿QUÉ ES LA CUARESMA?

En el bautismo de Jesús, el cielo se abrió, el Espíritu de Dios, que parecía una paloma, descendió y se posó sobre Jesús, y una voz del cielo dijo: "Este es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él". Después, como se cuenta en Mateo 4:1-11, el Espíritu envió a Jesús al desierto, donde ayunó y oró durante 40 días. Durante ese tiempo fue tentado por Satanás y encontró claridad y fuerza para resistir la tentación. Después, estuvo listo para comenzar su ministerio.
(Especulación)
Tal vez Jesús necesitaba un tiempo con Dios para ordenar los grandes cambios que estaban ocurriendo en su vida. Tal vez necesitaba alejarse de la familia, los amigos y la rutina familiar para ver a Dios (y a sí mismo) con más claridad. Tal vez quería pasar un tiempo intencionado con Dios mientras buscaba dirección y respuestas. Al igual que Jesús, puede que necesitemos tomarnos un tiempo serio para orar y escuchar a Dios.

¿POR QUÉ PARTICIPAR EN LA CUARESMA? ¿CÓMO EMPIEZO?

¿Estás buscando algo más? ¿Cansado de correr en círculos, pero sin vivir realmente la vida con dirección, propósito o pasión?  Es muy fácil quedar atrapado en el drama de las clases, las relaciones, la familia y el trabajo. Nuestras vidas están llenas de distracciones que nos alejan de vivir una vida con Cristo. Intentamos llenar el vacío que hay en nuestro interior con televisión sin sentido, charlas sin sentido, estimulantes, alcohol, demasiadas actividades u otras cosas irrelevantes. Huimos de la vida y de Dios.

La Cuaresma es un buen momento para "arrepentirse", para volver a Dios y reenfocar nuestras vidas para estar más en línea con Jesús. Es una prueba de 40 días para cambiar tu estilo de vida y dejar que Dios cambie tu corazón. Puedes probar una de estas prácticas para la Cuaresma:

AYUNAR:

Algunas personas son conocidas por no comer durante días. Pero esa no es la única manera de ayunar. Puedes ayunar eliminando algunas de las cosas de tu vida que te distraen de Dios. Algunos cristianos aprovechan los 40 días para ayunar de dulces, televisión, refrescos, cigarrillos o carne como una forma de purificar sus cuerpos y sus vidas. Puedes saltarte una comida al día y utilizar ese tiempo para rezar. O puedes renunciar a alguna actividad, como las preocupaciones o la telerrealidad, para pasar tiempo al aire libre disfrutando de la creación de Dios.  ¿Qué necesitas dejar de lado o "ayunar" para centrarte en Dios?  ¿Qué es lo que desordena tu calendario y tu vida? ¿Cómo puedes simplificar tu vida en cuanto a lo que comes, llevas o haces? Aprende más o diseña un ayuno.

SERVIR:

Algunos cristianos asumen algo por Cristo.  Puedes recoger alimentos para los necesitados, ofrecerte como voluntario una vez a la semana para dar clases particulares a los niños, o trabajar por la reforma y la justicia en tu comunidad. Puedes comprometerte a ayudar a un desconocido, a un compañero de trabajo o a un amigo todos los días de la Cuaresma. Servir a los demás es una forma de servir a Dios.

ORAR:

Los cristianos también utilizan la Cuaresma como un tiempo de oración intencional. Puedes orar mientras caminas, crear música o arte como una oración a Dios, o saborear un tiempo de escucha silenciosa. Todas pueden ser formas de estar más en sintonía con Dios. Visita el Ministerio de El Aposento Alto para pedir una oración, orar por otros o probar una o dos nuevas prácticas de oración.

Los cristianos de muchas tradiciones diferentes celebran la Cuaresma. ¿Cómo vas a aprovechar este tiempo para acercarte a Dios?


La Rev. Penny Ford es pastora principal de la Iglesia Metodista Unida Trinity en Tuscaloosa, Alabama. Este artículo apareció originalmente en UpperRoom.org y se utiliza con el permiso de The Upper Room.