COMUNICACIONES
Other Manual Translations: English

Peligro en el internet: Cómo pueden las iglesias ayudar a que los padres protejan a sus hijos

Foto cortesía de Julia M. Cameron, Pexels.
Foto cortesía de Julia M. Cameron, Pexels.

Hoy en día pareciera que los bebés nacen con teléfonos inteligentes en sus manos en lugar de un futuro asegurado. Muchos niños disfrutan de la tecnología como sus padres disfrutaban de montar en bicicleta. Pero los pequeños son vulnerables a peligros que pueden ser mucho más serios que un golpe en la cabeza, y protegerlos es más complicado que ponerles un casco protector.

Las iglesias pueden ayudar a padres, abuelos y guardianes con poco conocimiento de tecnología, equipándolos con los recursos que necesitan para erigir protecciones en el internet.

Considere incorporar las siguientes sugerencias en una serie de clases o en un seminario de un día, para ofrecer ayuda a los padres y guardianes de su iglesia o comunidad. 

Consejo para las iglesia:

Equipar a los padres y guardianes con los recursos que necesitan para establecer murallas de protección en el internet. 

Protegiendo a los pequeños en el internet

El uso irrestricto del internet produce una serie de riesgos para los niños, incluyendo:

  • Contenido inapropiado y no deseado
  • Mensajes de texto sexuales y sus repercusiones
  • Depredadores de niños
  • Hostigamiento y ciber-acoso
  • Adicción a los juegos de azar por internet
  • Violación de derechos de autor (descarga ilegal de música y videos)
  • Incitación a hacer trampas en cosas como trabajos y ensayos de la escuela que se venden en línea.

Enseñe a los padres algunos consejos prácticos de protección contra el internet

Según un estudio del año 2011, más del 60 por ciento de los padres no sabe cómo usar los controles paternales del internet ni el software de filtrado. Además, más del 70 por ciento de adolescentes sabe cómo esconder de sus padres su actividad en el internet, y lo hacen regularmente. Aunque hay métodos de protección, muchos padres no saben cómo usarlos ni dónde encontrarlos. Pídale a los padres que traigan sus propios dispositivos a la clase (tablas, laptops, etc.) y entonces enséñeles paso a paso cómo establecer protecciones como el uso de contraseñas, modos de seguridad integrados en dispositivos inteligentes, y actualizar la seguridad del internet y la configuración del navegador.

También puede informarles de una variedad de compañías cristianas que proveen de filtros y software, incluso con apoyo al cliente. Algunas compañías que ofrecen filtros, también proveen de tutorías por internet que usted puede usar para ayudar a los padres a entender la función que tienen en proteger a sus niños.

Disminuya el tiempo que gastan en la pantalla

Demasiado de algo bueno ya no es bueno. De hecho, Medline, un servicio de National Institutes of Health, recomienda que no se permita que niños menores de dos años usen la tecnología más de dos horas al día. El tiempo en pantalla incluye cualquier actividad en la que el pequeño está frente a una pantalla: computador, juegos, televisión, etc. Anime a los padres a que usen maneras prácticas de promover hábitos sanos en el uso del internet:

Instituya directrices en cuanto dónde se deberán usar y colocar los dispositivos conectados al internet.

  • Determine los tiempos y lugares donde el internet y los dispositivos electrónicos no pueden ser usados: manejando un automóvil, en la mesa durante la cena, cuando se apagan las luces, en el baño, etc.
  • Limite el tiempo que se puede usar frente a la pantalla y determine los tiempos en que el internet se apague automáticamente.

Informe sobre recursos positivos en la web

Hay que familiarizar a los padres con los peligros pero también con los beneficios del internet, que está lleno de oportunidades educacionales y de entretenimiento. La clave está en asegurarse que son oportunidades seguras para los niños. Enseñe cómo localizar:

  • Guías devocionales para niños
  • Sitios web de iglesias y recursos para la juventud
  • Ayudas para hacer las tareas del colegio, bibliotecas en línea, etc.
  • Juegos apropiados, películas y sitios sociales para niños.

Dirija a los padres a sitios como Common Sense Media, que ofrece reseñas de media y libros, todo escrito para los niños. También ofrecen un caudal de información para ayudar a los padres a tomar decisiones informadas acerca del internet y otros asuntos de la crianza.

Aprenda a compartir carpetas con marcadores (bookmark folders)

Cree varias carpetas con marcadores sobre temas en cuanto la seguridad en línea, la crianza y otros temas de ministerio. Cuando la gente necesite información en cuanto a alguno de estos temas, usted podrá compartir fácilmente lo que ha recopilado. Simplemente exporte las carpetas con marcadores desde su navegador y compártalos con la gente, de modo que puedan importar su contenido al navegador que escojan. Los siguientes enlaces son búsquedas Google que usted puede usar para aprender cómo importar y exportar marcadores en ChromeFirefoxInternet Explorer y Safari. Este es un proceso fácil que requiere pocos pasos.

Anime a los padres a reconocer cuando necesitan ayuda

A pesar de todos los esfuerzos que se hagan, es probable que los niños de su iglesia sufran por lo menos una mala experiencia en el internet. Repase la lista de señales que el FBI  da para reconocer cuándo su pequeño está en peligro. Recuerde a los padres que no están solos. Anímelos a vigilar el uso del internet y a que hagan preguntas. Insista que no deben tener miedo de pedir ayuda si descubren que sus niños han sido afectados negativamente. Provéales de recursos que los ayuden, incluyendo los nombres y teléfonos de consejeros y pastores.

Como en muchos asuntos de crianza, el ser proactivo es más fácil que ser reactivo. Mientras más pronto hable con sus pequeños acerca de la seguridad en el internet y establezca límites, más pronto evitará problemas y más fácil será hacer que se cumplan las reglas.