Recursos para enfrentar el coronavirus

Programa de tutoria: una idea para apoyar la educación virtual

Foto de Frank Romero, Unsplash.
Foto de Frank Romero, Unsplash.

La pandemia del coronavirus, o COVID-19, ha cambiado muchas cosas, incluyendo la forma en que nuestros hijos e hijas asistirán a la escuela y como recibirán su educación. A medida que más distritos escolares adoptan modelos virtuales, híbridos o presenciales de enseñanza, muchos padres se ven obligados a ser los maestros/maestras de sus hijos/hijas y a presentar el material educativo proveído por los diferentes distritos escolares. Sin embargo, en la población hispana/latina, no todos los padres/ madres/guardianes tiene un dominio total del idioma inglés, el cual en muchos casos es necesario para navegar el sistema escolar de los EE. UU, o puede ser que ya no recuerden todo el material aprendido durante su tiempo de estudios. En otros casos los métodos han cambiado y la información ya esta mas actualizada.  

En los Principios Sociales de La Iglesia Metodista Unida afirmamos los derechos básicos de niños y jóvenes como lo siguiente:  

 Descargue este juego de imágenes para animar a sus estudiantes en este nuevo año escolar.   

Exhortamos a la iglesia y a la sociedad a que apoyen y aboguen por el bienestar de todos los niños y jóvenes, así como su seguridad, educación, capacidad de gestión y su participación en la vida de la iglesia y de la comunidad. Condenamos las prácticas destructivas de negligencia, abuso, secuestro, explotación, tráfico humano, utilización de niños en conflictos armados y encarcelación. … Exhortamos a la iglesia a que se oponga enérgicamente a la detención de niños y objetamos las políticas que les niegan derechos básicos a los jóvenes o que los discriminan por razones de identidad de género, etnia, capacidad, condición económica, orientación sexual, estatus migratorio, religión u origen nacional. Además, exhortamos a las personas en posición de autoridad y poder a que apoyen a la juventud, la incorporen al proceso de toma de decisiones y le permita contribuir sus dones en cada ámbito de la iglesia y la sociedad. (Principios Sociales, La comunidad política, Libertades y derechos básicos, B.)

Animamos a las iglesias a que apoyen a sus familias por medio de un programa de tutoría para los estudiantes. A continuación, presentaremos una guía detallada para comenzar con este ministerio.

  1. Presente esta idea a su equipo de liderazgo y/o comité de pastor y parroquia

    Como con cualquier otro ministerio, asegúrese de que el pastor y el liderazgo de la iglesia estén al tanto. Tener esta conversación puede levantar otros puntos de vista que quizá no haya considerado y contribuye a la comunicación clara.

  2. Haga un anuncio

    Bueno, haga varios anuncios. Considere todas sus plataformas de comunicación y adapte cada anuncio a ellas. Algunos medios de comunicación pueden incluir: una publicación en las redes sociales, una sección en su boletín electrónico, en su página web, durante un estudio bíblico o en un servicio dominical. Puede personalizar estas muestras provistas por Canva.com para su programa y usarlas en sus medios de comunicación.

  3. Consiga voluntarios

    Esta es una gran oportunidad para involucrar a los jóvenes y a los adultos jóvenes en la vida de la iglesia. Contacte a los miembros de su iglesia — incluso el ministerio de habla inglés, pero no tenga miedo de comunicarse con otras organizaciones de la comunidad. Se recomienda que haga una verificación de antecedentes de todos los adultos que trabajan con niños y usar las políticas de santuario seguro. Si no conoce la política de santuario seguro de su iglesia o de su conferencia anual, contacte a su pastor/a y/o al superintendente de distrito.

    Puede descargar esta forma para organizar sesiones de tutoría y guardar la información de los tutores y estudiantes. También puede crear un Google Spreadsheet y darle acceso a los tutores y padres para permitirles que se registren en sesiones específicas.

  4. Manténgase en comunicación

    Puede mantenerse conectado a través de los programas de gestión de su iglesia, Microsoft Teams, Slack, grupos de Facebook o una pequeña combinación de textos, correos electrónicos y reuniones por zoom. Asegúrese de que los tutores y los estudiantes puedan conectarse, ya sea virtualmente (a través de Zoom, Google Classroom, WhatsApp, etc.) o en persona (con la supervisión de los padres).

  5. Reevalúe

    Dependiendo de su contexto y realidad, este programa podría no ser la solución para asegurar que los estudiantes estén al día con el material educativo. O tal vez lo sea, pero tendrán que encontrar una forma diferente de abordar el programa de tutoría. Tal vez el horario de las sesiones deba cambiar. Haga cambios periódicamente y sepa que está bien terminar el programa si no funciona.

Como sea que su iglesia ayude a los estudiantes y familias a navegar las nuevas realidades de los sistemas escolares, recordemos lo que dice la Biblia en Filipenses 2:4, “Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás” (NVI).


¿Cómo está ministrando su iglesia en un contexto digital? Contacte a Aileen Jimenez a [email protected] para compartir la información con otros pastores y líderes a través de la conexión metodista.