Administración

Other Manual Translations: English

¡Empiece su propio huerto comunitario!

Hierba verde creciendo en macetas. Fotografía por cortesía de Rachel Claire, Pexels.

Cada huerto comunitario es distinto. En algunos, la gente trabaja por separado en cajas o parcelas distintas. En otros, todos trabajan juntos en todo el terreno. Ese es el modelo usado por la Iglesia Metodista Unida Highland, en Raleigh, Carolina del Norte. Allí el ministerio va más allá de la horticultura.

En Highland, un grupo administra el huerto, tienen reglamentos que detallan la estructura laboral y hay gente que ocupa posiciones clave:

  • Coordinador del huerto – supervisa todos los aspectos del huerto.
  • Secretario – mantiene un registro de las horas trabajadas, e información de contacto que se toma de los formularios de solicitud y las actas de las reuniones.
  • Tesorero – registra donaciones y el pago de la cuota anual de $10 por familia.
  • Rastreador de donaciones de lo cosechado  – registra cuántas libras de comida han sido donadas por los hortelanos.
  • Coordinador del uso del agua – mantiene una hoja de registro de los voluntarios que riegan el huerto, y garantiza que el huerto se riegue cada semana.
  • Comunicador – informa a los hortelanos y a la iglesia y maneja la publicidad.
  • Coordinador de escabechado – toma los pedidos de escabechado y dirige el escabechado de ocra, pepinos y salsa para levantar fondos.
  • Coordinador de los sábados – dirige el trabajo de los días sábado.

“En el huerto no se comenten errores, sólo se tienen experiencias de aprendizaje”, dice

Cullen Whitley, coordinador y fundador del huerto.

“Nuestro huerto está siempre ocupado”, dice Donna Wolcott, hortelana miembro de la iglesia. De los 102 hortelanos que se tuvieron el año 2014, 37 trabajaron más de 10 horas a la semana y se ganaron el derecho de usar algo de la cosecha para sí mismos. “Donamos más de 10 toneladas de hortalizas a la organización Plant a Row for the Hungry y a los hortelanos del programa ESL”, nos cuenta.

El año 2013, se empezó lo que se llama “miércoles ESL en el huerto”, explica Wolcott. Las personas que aprendían inglés se quedaban después de la clase para un almuerzo liviano y para trabajar en el huerto. El año 2014 hubo participantes de 19 países.

Hay muchos sitios web que comparten consejos de cómo empezar un huerto. Uno de esos lugares es www.thevegetablegarden.info/planting-schedules. Otros recursos son las oficinas locales de extensión universitaria de concesión de tierras y los departamentos estatales de agricultura que ayudan entregando análisis de la calidad y tipo de tierra. Wolcott afirma que “el mejor recurso de todos es alguien que le guste enseñar a otros cómo producir comida”.

Adaptado del artículo de www.highlandumc.org.