Mayordomía

Other Manual Translations: English

Una manera de enseñar a los niños sobre la mayordomía

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. (Proverbios 22:6, RVR1960)

Muchos padres les dan dinero a sus hijos para hacer labores de la casa porque ayuda a construir disciplina. Los niños pueden usar este dinero para cosas espiritualmente gratificantes o lo pueden gastar al allí se va. Es importante que la iglesia les ensene a los niños a ser buenos mayordomos. Una manera divertida de hacer esto es usar "Billetes Bíblicos".

La idea es sencilla. Los niños reciben dinero ficticio por traer sus Biblias y por traer amigos a la iglesia, memorizarse citas Bíblicas, hacer tareas, mostrar bondad y orar. Una vez a la semana, pueden usar el dinero para comprar regalos para otros en la "tiendita de la iglesia". Alternativamente, la tienda podría abrir sólo el cuarto domingo del mes o cada tres meses para enseñarles a ahorrar. Esta opción les da a los líderes tiempo extra para recolectar artículos o recibir donativos de la congregación para venderlos en la tienda. Pida a los miembros que patrocinen este programa o que reserven un fondo especial para que funcione.

Los niños aprenderán que hay recompensas por practicar disciplinas cristianas y a menudo esas recompensas nos ayudan a ayudar a otros. Brillante, ¿verdad? Bueno, no fue idea mía. La iglesia en la que crecí fue impresionante y muy exitosa con este ministerio.

Algunos de los artículos en la tienda eran juguetes, útiles escolares y DVDs. Algunos de los artículos no tan obvios eran regalos para la familia de los adultos. La idea era animar a los niños a comprar regalos para familiares y amigos mayores y a pensar en los demás antes que en ellos mismos. Fue un gran éxito durante la Navidad, pero muchos niños compraban regalos para otros inesperadamente, sólo porque querían hacerlo.

La parte más importante de este ministerio es enseñarles a los niños que sean buenos mayordomos. Cada vez que les dé a los niños la oportunidad de comprar un regalo para alguien que conozcan, permítales también donar su dinero a proyectos misioneros locales o globales. Dejar que ellos tomen sus propias decisiones es una parte importante en la enseñanza de la mayordomía. Muéstreles a dónde van las donaciones, si es posible, para que vean cómo sus donativos ayudan a otros. Durante la Navidad, pueden incluso comprar regalos para los niños menos afortunados de su comunidad.

En la sección del ministerio de niños de su sitio web, incluya información sobre este ministerio. Los padres verán que una comunidad de fe toma en serio la formación espiritual de sus miembros más jóvenes y les enseña a cuidar de los demás.

Al enseñar a los niños disciplinas de la fe, usted estará causando una impresión duradera más allá de la "tiendita de la iglesia" y en las vidas de los demás.

 

Escrito por Darby Jones. Traducido y adaptado por Aileen Jimenez.