Liderazgo en la imu

Ministerio del laicado

Laicos, o líderes no clérigos de la iglesia, son llamados a ser discípulos y discípulas que cumplen la gran comisión a través de actos de servicio que sanan y liberan a un mundo quebrantado. Esta respuesta es nuestro ministerio.

El ministerio es la expresión de la mente y misión de Cristo a través de la comunidad, que demuestra una vida de gratitud y devoción, testimonio y servicio, disciplina y celebración (¶126). La Iglesia Metodista Unida ha diseñado diferentes vías del ministerio para acreditar a los laicos en diferentes contextos ministeriales.

Todas las personas han sido creadas para prosperar y vivir en paz. En un mundo lleno de quebrantos e injusticias, la gente de la Iglesia Metodista Unida cree que el corazón del ministerio es el ministerio de amor ilimitado de Cristo (¶126).

El ministerio es la expresión de la mente y misión de Cristo a través de la comunidad, que demuestra una vida de gratitud y devoción, testimonio y servicio, discipulado y celebración (¶126).

Nosotros entendemos que no todo el mundo está llamado a ser clérigo, pero si creemos que todas las personas tienen un papel que desempeñar para crear un mundo mejor. Laicos, o líderes no clérigos de la iglesia, son llamados a ser discípulos y discípulas que cumplen la gran comisión a través de actos de servicio que sanan y liberan a un mundo quebrantado (¶127). Esta respuesta es nuestro ministerio. (¶121)

Las formas del ministerio varían del lugar, los intereses y las características confesionales, aunque siempre son universales en su carácter, en su espíritu y en su alcance (¶126). La Iglesia Metodista Unida ha diseñado diferentes vías del ministerio para acreditar a los laicos en diferentes contextos ministeriales. Algunos ejemplos comunes incluyen siervo laico, orador laico, misionero laico, y diaconisa, entre otros.

Para responder a las realidades de la población hispana/latina, la Iglesia Metodistas Unida ha desarrollado certificaciones ministeriales contextualizadas y equivalentes. Los programas de misionero laico (¶269) y ministro laico certificado (¶268) son nuevas vías relacionadas en colaboración con el Plan Nacional para el Ministerio Hispano/Latino y Ministerios de Discipulado en español, con una edición portugués en progreso.

Aunque solo hay un ministerio en Cristo hay varios dones y evidencias de la gracia de Dios en el cuerpo de Cristo. El ministerio del clero y el laicado son complementarios. Ningún ministerio está subordinado a otro. Cristo llama y envía a todos los metodistas unidos a trabajar juntos en interdependencia mutua y a dejarse guiar por el Espíritu Santo hacia la verdad – que libera –, y al amor – que reconcilia.

Si usted siente el llamado a servir como una persona laica en la Iglesia Metodista Unida, le invitamos a que explore su vocación, visitando a RecursosMU.org/Lider y hablando con su pastor o pastora.