United Methodist Church Marketing Plan Tool
Phase 1 of the Church Marketing Plan Tool
PHASE 1

INVESTIGACIÓN Y VISIÓN

conocer su iglesia y su comunidad

SECCIÓN 3

ENCUESTA A LA COMUNIDAD

Observemos con optimismo...

 

Puede ser fácil tener una visión muy optimista sobre la percepción que tiene la comunidad de su iglesia.

De hecho, muchas iglesias ya son vistas de una manera más positiva por sus comunidades. Es probable que su iglesia esté entre una de ellas. En las HPMI (Herramientas del plan de mercadeo de la iglesia), queremos hablar más de percepciones que simplemente son desconocidas (e incluso de aquellas impresiones que son poco notorias). Esto impulsará su comprensión de la comunidad.

La percepción de una persona sobre su iglesia se basará en lo que ve, escucha y sabe en combinación con sus antecedentes y experiencias. En otras palabras, tienen influencias que escapan a su control. Estas opiniones son valiosas para su plan de mercadeo como fuente de información que no puede obtener a través de las encuestas en línea o impresas mencionadas anteriormente.

Como líder de su iglesia, debe saber el tipo de impacto que desea que tenga su iglesia. Sin embargo, esto puede coincidir o no con la percepción que tiene su congregación y la comunidad. Comprender lo que su comunidad siente y piensa sobre su iglesia le ayudará a construir un plan de mercado que refleje la visión y los valores fundamentales de su iglesia de manera que se conecte con las personas.

Para resaltar, la estrategia debe movilizar a su congregación para alcanzar sus metas si la percepción de su congregación se alinea con su Visión. Si la percepción de su iglesia no coincide con la Visión, entonces la estrategia deberá inspirar a su iglesia a que se adueñe de la Visión o incluso a modificar su Visión hacia lo que entusiasma a su congregación.

DEBATES EN LA COMUNIDAD

Understanding the identity and needs of your community begins with conversation.

Si bien escuchar desde el interior de su iglesia puede brindar información, las conversaciones diarias con las personas de su comunidad pueden ser reveladoras. Para ser más específicos, una charla breve con un conocido local podría revelar una percepción clave sobre su iglesia que tal vez las personas miembros y asistentes pueden ser demasiado amables para ofrecerla.

Quizás esa conversación rápida pero significativa ocurra en la tienda de víveres, en un restaurante o cuando está comprando ropa. El objetivo es aprender de las opiniones que no se escuchan en su iglesia. Además, la iglesia habla a través de su gente, su edificio, sus comunicaciones y cualquier grupo externo con el que se asocie. De muchas maneras, las impresiones dadas por su iglesia se fusionan con las percepciones que tiene su comunidad. Comprender estas opiniones le ayuda a identificar las fortalezas de su iglesia y las áreas a mejorar.

Este elemento de la HPMI no pretende que los miembros de su equipo se sientan ansiosos. Es comprensible que algunos miembros del equipo se sientan más cómodos que otros a la hora de preguntar a sus vecinos, amigos o incluso extraños sobre su iglesia. Por eso, este intercambio de conversaciones pretende ser breve.

Un objetivo razonable puede ser tres conversaciones de este tipo para cada persona miembro del equipo de mercadeo en una semana. Para simplificarlo, cada miembro del equipo haría las mismas tres preguntas en cada conversación sobre las percepciones de su iglesia:

  • ¿Ha oído hablar de (inserte el nombre de su iglesia)?
  • ¿Tiene alguna impresión sobre la iglesia?
  • ¿Ha oído hablar sobre alguna forma en la que la iglesia sirve a la comunidad?

Equipados con esas preguntas breves, su equipo puede recoger declaraciones útiles de una diversidad de residentes locales. Estas respuestas pueden ser un interesante contraste con las entrevistas de su iglesia.

NECESIDADES DE LA COMUNIDAD

Obtener información de las personas que viven cerca de su iglesia puede darle una perspectiva que no podría obtener de otra manera. Ahora vamos a fusionar esas conversaciones con algunos datos para visualizar una imagen más completa.

El primer paso para reconocer los servicios que no se ofrecen a individuos, grupos o toda la comunidad se encuentra en su informe demográfico. Con esta información, usted se beneficia de una visión más amplia sobre temas como la edad, el origen étnico, los ingresos, la educación, la vivienda y otros. Este informe proporciona conocimientos que difícilmente se pueden obtener a simple vista y establece una línea de base para entender dónde están las necesidades que aún no se han satisfecho.

Estas necesidades de la comunidad son oportunidades para que su congregación conecte a las personas con la esperanza de Cristo, al tiempo que aborda las necesidades humanas básicas o las necesidades de desarrollo. Entender estas necesidades ayuda a las iglesias a encontrar a las personas donde están, en lugar de crear ofertas y mensajes con los que pensamos que se identificaran.

Las necesidades de la comunidad pueden incluir:

  • Necesidades físicas: comida, ropa, refugio, atención médica, atención al embarazo; quizás las personas o los grupos tengan necesidad de un espacio de reunión o de instalaciones (gimnasio, biblioteca, zonas para niños), atención extraescolar.
  • Necesidades relacionales: amistad, propósito/dirección de la vida, una forma de utilizar su tiempo y sus talentos.
  • Necesidades socioeconómicas: protección o curación de abusos, liberación de adicciones, asesoramiento financiero, asesoramiento matrimonial o parental.
  • Necesidades circunstanciales: viudez, divorcio, formación laboral, formación lingüística, situación laboral exigente.

A continuación, se presentan ejemplos de cómo dos iglesias conocieron y abordaron las necesidades de la comunidad.

 

Ejemplo 1:
Una iglesia de una zona con un elevado número de jubilados puede suponer que debe ofrecer servicios médicos o eventos sociales a las personas adultas mayores. Una evaluación exhaustiva de las necesidades de la comunidad revela que la principal necesidad de estas personas adultas mayores es sentirse útiles. Por ello, el plan de mercadeo de la iglesia incluye ideas para poner en contacto a las personas con oportunidades de voluntariado local y formas de prestar apoyo a los esfuerzos globales.

 

Ejemplo 2:
Una iglesia situada en una zona propensa a los huracanes tiene un edificio hermoso con mucha historia. A través de conversaciones con los líderes de la comunidad, se enteran de que hay una necesidad de instalaciones de refugio de emergencia. La iglesia ofrece su edificio para que sirva de refugio y organiza clínicas de preparación para huracanes, dirigidas por los servicios de emergencia locales.

 

Obsérvese el efecto de las evaluaciones de necesidades y los debates en ambos ejemplos. Estas oportunidades de aprendizaje condujeron a cambios importantes y efectivos realizados por estas iglesias para servir mejor a sus comunidades.

Como parte de su proceso de investigación, es vital apreciar el papel de la oración. Cuando usted y las personas miembros del equipo de mercadeo vayan de compras, coman en un restaurante, asistan a eventos de la comunidad, etc., ore para que Dios les abra los ojos y puedan ver su comunidad desde un nuevo ángulo.

REUNIÓN DE LAS PERSONAS LÍDERES DE LA COMUNIDAD

 

NOTA: Si el tiempo y la viabilidad se convierten en problemas, este paso no es obligatorio. Cada equipo de mercadeo debe determinar la necesidad de reunirse con las personas líderes de la comunidad para conocer la percepción de la iglesia.

¿Qué podría decir un o una médico o una enfermera local sobre su iglesia? ¿Qué consejo podría ofrecer el director de la escuela primaria sobre su departamento infantil? ¿Podría una reportera de las noticias de la televisión dar ideas para la publicidad?

Todas estas preguntas son útiles. Para llevar esta idea más lejos, imagine una reunión de líderes de la comunidad para discutir las percepciones de su iglesia y cómo puede satisfacer las necesidades locales. Quizás se reunirían para un desayuno social entre semana (u otra comida) en su iglesia. Una reunión de líderes de la comunidad generaría una variedad de opiniones sobre su iglesia basadas en los trabajos y experiencias vitales de quienes asistan al evento.

¿Siente curiosidad? Bien. Ahora, ¿cómo hacerlo realidad? Le sugerimos que tenga en cuenta dos elementos clave: 1) organizar el evento y 2) a quién invitar.

 

Organizar la reunión

Durante el evento, el equipo de mercadeo puede dar una breve descripción de la reunión y luego hacer preguntas para facilitar la conversación. Una persona del equipo de mercadeo debería tomar notas. Las preguntas generales que se podrían hacer son las siguientes:

  1. ¿Cuáles son los puntos fuertes de nuestra comunidad?
  2. ¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta nuestra comunidad en estos momentos?
  3. ¿Qué saben las personas invitadas sobre su iglesia?
  4. ¿Cuáles son las formas en que nuestra iglesia puede satisfacer las necesidades de nuestra comunidad?
  5. Si tienen una impresión sobre nuestra iglesia, por favor comparta sus pensamientos.

Una persona miembro del equipo de mercadeo preparará un informe que resuma los pensamientos clave del evento para distribuirlo a todo equipo antes de su experiencia de mercadeo de un día.

A quién invitar

Las personas miembros del equipo de mercadeo pueden dividir la lista de invitados en categorías como servicios sociales y empresas. El grupo de servicios sociales puede incluir a líderes gubernamentales (como alcalde/alcaldesa, planeador/a de la ciudad, comisionados/as, director/a del consejo escolar, etc.), miembros de la comunidad educativa, la Cámara de Comercio y organizaciones locales sin ánimo de lucro. El grupo empresarial puede incluir a propietarios/gerentes de empresas de atención sanitaria, comercio minorista, servicios de alimentación/restaurantes y otros. Este es realmente un caso de “cuantos más, mejor".

Una vez que su equipo haya establecido la lista de invitados, asegúrese de elaborar una invitación por correo electrónico o por correo de voz que explique el evento, solicite una respuesta y proporcione su forma de contacto. Seguidamente, divida la lista de invitados/contactos en partes iguales entre los miembros de su equipo de mercadeo.

Continuar con la siguiente sección: Trabajo en casacontinue
CLOSE TOOLBOX