Liderazgo

Other Manual Translations: English

Lo que iglesias Metodistas Unidas aprendieron de la pandemia y lo que funcionó

The COVID-19 pandemic has no doubt had a negative impact on church attendance, but many churches have found alternative ways to connect and even increase the depth of community. Photo by Evgeni Tcherkasski, courtesy of Unsplash.
The COVID-19 pandemic has no doubt had a negative impact on church attendance, but many churches have found alternative ways to connect and even increase the depth of community. Photo by Evgeni Tcherkasski, courtesy of Unsplash.

La pandemia del COVID-19 creó cambios drásticos en la forma en que hacemos todo, desde comprar alimentos hasta mirar el menú de un restaurante. A medida que hemos ido entrando y saliendo de los diferentes niveles de cierre y mandatos, las iglesias han necesitado innovar y experimentar. 

Hablamos con varias iglesias de Estados Unidos para averiguar qué les funcionaba y qué no. Aquí están algunas cosas que aprendimos de su personal.

COMUNICAR REGULARMENTE

Una comunicación más frecuente ayudó a muchas iglesias a aumentar la profundidad de la conexión y la atención.

Al no poder reunirse de forma tradicional, el reverendo James Martin, de la Iglesia Metodista Unida de Manatee, aumentó la comunicación con sus feligreses.

Comenzó a escribir un devocional diario que enviaba por correo electrónico cada mañana. Aunque hubo muchas restricciones en su comunidad de Bradenton, Florida, señala que "el número sigue creciendo a medida que reenvían los correos electrónicos a otros". 

Una comunicación más frecuente ayudó a muchas iglesias a aumentar la profundidad de la conexión y la atención, incluso cuando todos no podían reunirse de forma tradicional.

HACER LLAMADAS TELEFÓNICAS

¿Le gusta lo que ha leído y las herramientas que este provee?   

Su aporte ayuda a asegurar el futuro de las comunicaciones del Ministerio Realice una donación libre de impuestos para apoyar a la United Methodist Communications hoy.

¡Haga una donación! 

En Bloomsburg, Pensilvania, Kelly Koucher-Ross, pastora de la iglesia Espy Trinity UMC, empezó a llamar a cada miembro de la iglesia.

Una vez que algunos de los miembros se dieron cuenta de que llamaba a todos, decidieron convertirlo en un sello distintivo de la forma en que se cuidan unos a otros. Formaron un equipo, se llamaron ROCKs (Reach Out Calling Kids o Alcance llamando a los niños) y dividieron a los miembros en varias partes. Luego, cada semana llamaban a los que estaban en su lista para ofrecer una oración y ver si las personas estaban bien o si tenían alguna necesidad.

El ministerio proporcionó suministros médicos, Biblias, himnos e incluso entregó boletines semanales. Aunque han vuelto a reunirse en persona, la llamada ha continuado. Incluso pusieron al pastor en la lista.

"Como pastor, también me encanta recibir una llamada de atención", dijo Koucher-Ross. "Ha creado un nuevo ministerio y ha acercado a nuestra iglesia más allá del domingo por la mañana".

ADOPTAR LAS CONEXIONES EN LÍNEA

Cuando Branden Scott, el pastor de Royal Center UMC y Radnor UMC en Indiana tuvo que cancelar el culto en persona, hizo lo que muchos otros hicieron: Llevó el ministerio al internet, ofreciendo un devocional en Facebook Live y un estudio bíblico los miércoles a través de Zoom.

Lo que escuchamos de iglesias como Royal Center UMC fue que las habilidades que desarrollaron al producir contenido en línea se extendieron a otras áreas. Scott utilizó estas habilidades para iniciar un podcast llamado Fandom Pastor (Spotify, Apple Podcasts). A través de él, "muestra la conexión entre Dios y los fandoms" como Star Wars, Broadway, Thundercats, Peanuts y muchos más.

REPLANTEAR LAS OFRENDAS

El sistema de recibir las ofrendas exigía una innovación para las iglesias en tiempos de distancia social.

El reverendo Brian Matthews, pastor de la Primera IMU de Ada, en Oklahoma, señaló que el paso a la ofrenda en línea fue sorprendentemente exitoso y fácilmente aceptado por todos. Fue tan bien en su iglesia que "no tienen planes de volver a pasar un plato de ofrendas". 

Cuando volvieron a los servicios presenciales, colocaron platos en ocho estaciones alrededor de la sala para aquellos que prefieren dar en persona. Siguen animando a la gente a dar en línea, tanto si participan en persona como a través de su livestream.

ADAPTARSE AL CULTO HÍBRIDO

Muchas iglesias esperaban que los servicios de culto transmitidos en directo y grabados desaparecieran cuando se reanudaran los servicios presenciales. Pero no ha sido así. Por varias razones, el culto en línea parece haber llegado para quedarse. 

La Iglesia Metodista Unida Faith, de Dickinson (Texas), ofrece un servicio virtual a las 10 de la mañana, seguido de un culto presencial a las 11 de la mañana. Ambos son muy concurridos.

Su pastor, Johnnie Simpson Jr., dijo que establecer un umbral para que todos los asistentes en línea vuelvan a estar en persona no ha funcionado. Dijo que los servicios en línea y en persona están para quedarse.

Simpson también dice que una de las herramientas de comunicación más eficaces que empezaron a utilizar fue la mensajería de texto. Implementaron el servicio Text In Church para enviar recordatorios de texto al grupo sobre estudios bíblicos y un enlace de Zoom justo cuando se necesita. (Se anima a las iglesias metodistas unidas interesadas en la mensajería de texto a que exploren el servicio UMConnect que ofrece United Methodist Communications).

"Puede que la gente no revise su correo electrónico, pero es muy probable que tenga su teléfono al alcance", dijo.

Ya sea mediante mensajes de texto, podcasts o donaciones en línea, la pandemia ha empujado a las iglesias a encontrar formas alternativas de conectarse e incluso a aumentar la profundidad de la comunidad, del mismo modo que la gente ha encontrado nuevas formas de cuidarse mutuamente durante estos tiempos difíciles.


Jeremy Steele es el pastor asociado de Los Altos UMC en Los Altos, California, así como escritor y orador. Puede encontrar una lista de sus libros, artículos y recursos para las iglesias, incluido su libro más reciente All the Best Questions, en su sitio web: JeremyWords.com.